Blog

El derecho de Zelaya

La carta del director de ADN de hoy habla sobre Zelaya y su vuelta clandestina a Honduras. Pero en lugar de centrarse en los derechos que le corresponden como legítimo Presidente de su país, el periódico y la carta de un lector que le acompaña, se centran en los posibles disturbios que pueda ocasionar con su vuelta al país y sus protestas. Y quizá tengan algo de razón en que la cosa puede acabar mal. Pero si lo hace, no será por Zelaya que solo quiere recuperar lo que las urnas le dieron.

Aquí en España de eso sabemos bastante. Hace no tanto, un alto cargo militar insinuó que, si hacía falta, habría que sacar los tanques para quitar a Zapatero del Gobierno. Y hace un poco más, los abuelos de los genoveses iniciaban la “reconquista” de España, llevándonos a una guerra fraticida, por el bien, claro está, de todos nosotros. Argumentaban, como hace hoy ADN, que las decisiones de los legítimos gobernantes pueden ocasionar inseguridad ciudadana. Como siempre, todo en nombre de la Seguridad. Incluso nuestros derechos y libertades.

Madrid sin coches

Alguna que otra vez he hablado de movilidad aquí. Hoy aprovecho a recordar esta asignatura pendiente que tienen la Comunidad y en especial el Ayuntamiento de Madrid. Y lo hago hoy aprovechando que se ha celebrado el Día Europeo Sin Coches.

El problema de la movilidad es muy complejo y, aunque pueda apuntar aquí algunas medidas, estas seguro que no son la receta mágica para cambiar todo en dos días. Pero voy a señalar 3 cosas que creo que se deben hacer:

1.  Plan Integral de apoyo a la bicicleta: No se trata solo de hacer carriles bici (que también). Hay que reservar aparcamientos, hay que potenciar el alquiler de bicicletas, hay que fomentar que las empresas tengan vestuarios para, si llegamos sudando con la bici, poder cambiarnos…

2. Coordinación entre los transportes públicos: No se trata solo de las frecuencias y los precios (que también). Hay que mejorar las conexiones entre Metro, Cercanías y autobús. Y además de los intercambiadores hay que pensar en poder hacer transbordos gratuitos intermodales.

3. Teletrabajo: ¿Cuántos de nosotros podríamos, si no todos los días si muchos de ellos, trabajar directamente desde casa? Y si no se puede trabajar desde casa, fomentar que el trabajador tenga cerca su centro de trabajo.

Cuando las sumas son multiplicaciones

Y es que a veces, un jugador más no es solo uno más. Y a veces uno que no juega es tan importante como el titular. Y a veces suena ñoño, como dice Rudy en aquel anuncio, pero parece que son amigos, y nosotros nos lo creemos, porque les vemos saltar cada punto, cada mate, cada triple, como si fuesen ellos mismos los que anotan.

Hay quien dice que un equipo no es un suma de individualides. Y es cierto. Lo que muchos callan es que se pueden sumar muchas individualidades, como hace esta España, cuando todos se sienten partícipes del mismo objetivo. Cuando todos celebran como suyo, como título del grupo, que el MVP sea uno de los nuestros. Uno, por cierto, que ha igualado a Toni Kukoc al ser capaz de ganar Mundial, NBA y Eurobasket.

Y este grupo, como dijo Casillas, sirvió el guión de cómo debían ser las cosas para el equipo de fútbol. Y así tenemos, los dos deportes reyes en practicamente todo el mundo, rendidos a nuestros pies.

Banquillo España

¡Gracias!

Elecciones Generales anticipadas

Parece* que Mariano Rajoy se ha mostrado favorable a ese corriente que dice que Zapatero está acabado y que hay que acabar la legislatura ya. En esas elecciones, según muchas encuestas, el PP saldría ganador. Unas encuestas que están hechas en un momento y en una situación muy concreta. Esas elecciones serían practicamente un referendum a la pregunta “¿ha gestionado bien la crisis Zapatero?”

Y seguramente el resultado fuera un No. Pero unas elecciones suponen más cosas: ¿gestonaría el PP mejor la crisis?, ¿privatizaría más empresas?, ¿nos metería en algún otro conflicto armado?, ¿pondríamos los pies en la mesita de, por ejemplo, Sarkozy?, ¿se atreverían a derogar la Ley del Aborto, Educación para la Ciudadanía y/o la posibilidad de casarse a personas del mismo sexo?

Un país es mucho más que una cifra de parados. Aunque a veces cueste verlo…

*Con Rajoy hay que usar verbos que no definan mucho la acción, que él galleguea mucho y casi nunca dice nada.

Vísteme despacio que tengo prisa

En la sociedad actual internet nos ha supuesto un cambio radical en nuestra forma de ver el mundo. Los flujos de información han crecido exponencialmente hasta llegar a convertirnos en algo así como infodependientes o infoadictos. Ya no se trata de leer por la mañana el periódico y luego en casa echar un vistazo a las noticias. No, ahora todo vuela a la velocidad de la luz, y antes de que lleguen las ambulancias, ya sabemos que ha habido un atentado al otro lado del mundo.

Pero no solo somos consumidores de información, también lo somos de cultura. Pero claro, internet también nos ha traído la posibilidad de conocer y acceder a películas que no hubieramos conocido, a leer sobre escritores o músicos fuera de mercado que, sin embargo, cuadran mucho mejor en nuestros gustos.

books

Debido a esto, a menudo tenemos la sensación de que no podemos abarcar todo. Y, efectivamente, no podemos hacerlo. Es importante saberlo, porque podemos acabar obsesionados en tener que ver nosecuantas películas, o media temporada del tal serie en sólo un fin de semana. Y las obsesiones, ya se sabe, son malas. Puede que abandonemos otras cosas más importantes o que nos bloqueemos.

Por eso, yo me he autorecetado el viejo refrán que mi madre ha repetido tanto: “vísteme despacio que tengo prisa”. Con esto quiero decir que todos los días debemos hacer algo: leer un rato, escuchar ese disco nuevo, ver una película pendiente… Tener todos los días esa sensación de que estamos avanzando en aquello que queremos. Y según nos apetezca le dedicaremos más o menos tiempo. Pero ese avance no nos hará sentir culpables y luego no nos pegaremos esos atracones culturales.

Somos unos gañanes

Somos un país de gañanes. Vamos a empezar a reconocerlo. Mirarnos en el espejo de Europa está bien. Quedar a cenar con Mr Obama también. Pero no somos lo mismo. Somos otra cosa. Otra cosa peor.

Nos reímos de los trajes manchados de Clinton o de la ausencia de ellos de Berlusconi en su Villa Cerdosa (¿o no era así?) pero nos parece muy digno que un alto político mienta sobre el  pago o no de los suyos.

Nos llevamos las manos a la cabeza cuando vemos en los documentales de La 2 como preparan platos con gatos o perros en lejanos países pero nos ponemos el traje del domingo para ver como se mata, poco a poco, a un toro. Y encima se nos llena la boca con frases tan bien preparadas como: “si no hay corridas, no existiría esta raza”.

Nos enviamos una y otra vez preciosos power point con música de Celine Dion sobre lo malos que son los japoneses, o los daneses, o los canadienses, porque matan ballenas o focas o osos polares o alguno de esos animales que solo vemos en nuestro ordenador. Y cuando lo apagamos, bajamos a la plaza del pueblo a matar al gallo, o a la cabra. Y lo celebramos, por supuesto.

Y mientras nos reímos de nuestros vecinos pequeños, los portugueses, por vete tú a saber qué razón, somos el país europeo que peor habla inglés.

Se nos lleva la boca con la palabra democracia cuando hablamos de España, pero mientras Merkel pide perdón, 70 años después, a los judíos, por lo que hizo el pueblo alemán, aquí nos peleamos para que mi calle siga poniendo General XXXXX y en la plaza haya una estatua del Generalísimo.

Y claro, Belén Esteban, reina de los gañanes, la cara que más sale en nuestra televisión.

¡Bendito país de gañanes el nuestro!

Unión Europea: Zona Libre de Homofobia

Os dejo esta iniciativa de Juan Pérez para conseguir la Igualdad en la Unión Europea, así como invitaros también a difundirlo.

CASTELLANO

La Unión Europea tiene que establecer una Directiva clara acerca de la libertad en la orientación e identidad sexual y la protección efectiva de las minorías que actualmente sufren persecución y menosprecio en su dignidad como ciudadanos europeos.

La UE no puede consentir que en su territorio se persiga, injurie, detenga o coaccione a sus ciudadanos por expresar en público su orientación o identidad sexual.

Por una Unión Europea de ciudadanos libres e iguales.

Únete a esta campaña en Facebook.

Siéntete absolutamente libre de copiar este post para difundir esta campaña en favor de los Derechos Humanos, la Igualdad y la Libertad.

Following you

De un tiempo a esta parte, muchos usuarios de las redes sociales emplean su tiempo y sus esfuerzos en comprobar el número de amigos o seguidores que tienen en esas redes sociales. Yeray y yo nos hemos hecho la siguiente pregunta: ¿Para qué se quiere tener a tanta gente si luego no vas a hablar con ellos porque ni los conoces?

Y por eso, hemos reunido entre los dos las 10 normas que autoimpuestas que usamos para seguir (o dejar de hacerlo) a otros usuarios en twitter.

1. ¿A cuanta gente sigues?

Quizá sigas a mucha más gente de la que te sigue a ti, o simplemente no sigues a nadie. Entonces no estás buscando conversación.

2. ¿Cada cuanto actualizas twitter?

Fijarse en la fecha de las actualizaciones cuando vamos a  agregar a alguien nos hará saber si usa mucho, poco o nada twitter. O si quizá lo tenga abandonado. En Twitter hay que ser constante y, por norma general, no me interesan aquellos que distancian muchos sus aportaciones a Twitter.

3. Twitter no es para publicitar tu blog

Está bien que avises cuando has publicado algo nuevo, especialmente si es un tema de debate o una encuesta y necesitas que la gente opine sobre él. Pero Twitter no se debe convertir en un medio para publicitar tu blog o tu página.

5. Retuiteas absolutamente todo

Retuiter es una opción para dar a conocer a nuestros seguidores algo que nos ha parecido interesante de otros usuarios. Si continuamente haces RT de todo, es que no tienes criterio para hacerlo, por lo que deja de convertirse en algo interesante.

6. Si no tienes BIO o la que tienes es ofensiva.

Ni tampoco tienes foto o te escondes detrás de un personaje, eres un follower poco fiable.

7. Twittadictos

Si twitteas con demasiada intensidad, un twitt cada 15 segundos o menos, nos vas a volver locos, y si encima no aportas nada interesante, pasarás en un plis plas a ser spam.

8. ¡El Messenger sigue vivo!

Las redes sociales están para compartir y conversar, pero si quieres contarle la última película que has visto con todo detalle a un amig@, utiliza msn o skype, que para tu sorpresa, ¡siguen vivos!

9. No te ví.

A veces no nos damos cuenta de que hay gente más gente siguiendonos, sorry. Para la próxima intentaré estar más atento.

10. No se toleran Twitts machistas, racistas, homófobos…

El respeto es la base de la comunicación y si no respetas a las personas que se comican en la red, serás baneado.

Legalizar la prostitución

En los blogs de dos compañeros de Juventudes Socialistas y del PSOE, Carlos y Noelia* se han abierto intensos debates acerca de la legalización o prohibición de la prostitución. No voy a liarme demasiado, ya que los argumentos están de nosotros tres (y muchos más) están en sus blogs. Advierto, eso sí, que en contra de ese remanso de paz que algunos suponen dentro de un partido, no estamos para nada de acuerdo.

Así que solo lanzaré una pregunta:

[poll id=”2″]

*O Noelia y Carlos, para los que ven machismo en cualquier detalle del lenguaje.

Con el puño en alto

Puño en alto

Las críticas que están surgiendo por parte de la derecha y la extrema derecha española sobre si es legítimo levantar el puño por parte de los dirigentes socialistas no son más que una reacción pseudo fascista.

El Partido Socialista Obrero Español es un partido con 130 años de historia y desde su fundación los militantes socialistas, no todos, y no siempre, hemos venido cantando La Internacional y levantando el puño y lo hacemos en señal de recuerdo por lo que significa la historia del Partido Socialista y de respeto por la memoria de los compeñeros y compañeras que ya no están. Por los que tuvieron que exiliarse, los que fueron detenidos, torturados y/o asesinados por los ancestros políticos de quienes ahora nos critican por levantar el puño.

Y levantamos el puño porque mientras siga habiendo marquesitas seguirá habiendo socialistas con el puño en alto.

[El texto íntegro es de Pablo Pando, copíado tras los ánimos de César Calderon]