El proyecto de Pau

Ayer emitió LaSexta un reportaje llamado “El proyecto de Pau”. Para aquellos que no lo vieran, se trata de un proyecto de UNICEF en Etiopía en el que Pau Gasol colabora, o lidera, o pone la cara… llámalo X. El proyecto consiste, principalmente, en la creación de escuelas para que los más pequeños reciban una educación. Una educación que en muchas ocasiones se hace imposible por tener que trabajar incluso los más pequeños o porque para llegar a la escuela tengan que andar dos horas (y otras dos al volver).

Podríamos hablar de muchos tópicos: los pobres niños hambrientos, la generosidad de una estrella mundial para irse a un sitio donde el avión aterriza sobre tierra… pero quiero quedarme con dos detalles que me llamaron especialmente la atención:

  1. La implicación de la comunidad en la construcción de la escuela. Todos ayudaron a construirla. Todos entendían que eso iba a hacer que sus hijos tuvieran más posibilidades. Ese es un gran paso. Hasta tal punto es así, que un pequeño (no recuerdo la edad, creo que 7 años) que se quedó huérfano de padre y que se vió obligado a trabajar limpiando pescado, echaba la bronca a un amigo suyo cuando este, saltándose las clases, iba a verle. “Vete, vete a la escuela, o acabarás como yo”.
  2. La educación que reciben en la escuela es básica, en el sentido estricto de la palabra. Hasta tal punto que les tienen que enseñar que antes de comer hay que lavarse las manos. Que es importante para no enfermar.

Personajes no tan ilustres

Publicaba hace unos días El Cultural una entrevista al soberbio escritor, en el sentido peyorativo de la palabra, Arturo Pérez Reverte. Nos descubrió el autor que vivimos en un país de ignorantes. De orgullosos ignorantes, incluso. Ninguno de nosotros ha leído tanto como él. Y, claro, ninguno de nosotros puede, como él si hace, saber que el pasado nuestro nos condicionó en pasados más cercanos, en el presente y nos condicionará en el futuro. Lo que no me quedó claro, yo que todavía no he leído tanto y tan bien como el señor escritor, y que por tanto no he entendido esta historia de hijos de puta (son palabras suyas) españoles, si buscaba una secuencia lógica en la historia o si estaba usando la historia como tapadera a los crímenes individuales o colectivos.

Y en esta España de ignorantes, apareció en escena ayer Willy Toledo. El actor, firme defensor de los derechos de los subsaharianos, afirmó que los presos en huelga de hambre de la revolucionaria (la única revolución lenta que se conoce) isla cubana no eran más que delicuentes comunes y terroristas. Y que se merecían, por tanto, estar en la cárcel. Yo, que no he viajado a Cuba ni he leído tanto como otros, solo soy un pobre ignorante español que sigue pensando que una dictadura, por muy socialista, caribeña y tranquila que nos quieran vender sigue siendo una dictadura.

Y para rizar el rizo, completamos la noche con Cristina Cifuentes, Vicepresidenta de la Asamblea de Madrid, que anoche dijo en twitter:

“Willy Toledo, ¿Por que no te marchas a vivir a Cuba? Pero no vuelvas, así nos libramos de ver tus bodrios televisivos”

Todo un alarde democrático de una representante del pueblo: Escuchar al ciudadano y respetar las opiniones contrarias. Pobres ignorantes ignorantes nosotros, aquellos que pensábamos en la separación, no de poderes en este caso, sino de argumentos. Ignorantes que creíamos que los políticos que nos representan eran capaces de contestar los argumentos políticos con argumentos políticos y no con pataletas propias de colegiales. Ignorantes que creíamos que los tiempos del exilio habían acabado. Ignorantes que pensábamos que, al mostrarle la estupidez de siempre (palabras de Reverte), Cristina se comportaría como una española reverteriana, con su generosidad, su capacidad de olvidar y de perdonar, de empezar de nuevo. Y sin emabrgo se mostró enrocada en su argumento.

“@elcarty Pero bueno, ahora resulta que no voy a poder opinar sobre el trabajo de un actor? Que pasa, que tienen “bula”?”

Será que yo, efectivamente, soy un ignorante… Y la literatura arrogancia, y el cine una tragicomedia y la política un esperpento. Por si acaso, mientras tanto, seguiré leyendo.

Pero no te olvides de Haití

Que Forges es un auténtico crack no hace falta discutirlo. Lo demuestra cada día en elpaís desde hace mucho tiempo. Pero en el último mes, si algo de él me ha gustado, es esa coletilla que acompaña cada una de sus viñetas: Pero no te olvides de Haití.

Esa frase, ese grito callado es algo más que un recuerdo a Haití. Al menos yo no lo leo, simplemente, como un mensaje a un pueblo destruido. Cuando leo Haití estoy leyendo decenas de países que viven en su misma situación, ya sea por desastres naturales, por corrupción, por guerras, o por un poco de cada. Cuando leo Haití estoy leyendo a todos esos países grandes que tienen en sus calles a miles de vagabundos, sin techo y sin comida. Cuando leo Haití, yo, por lo menos, leo un grito de solidaridad con el mundo. Que sepan que no están solos. Que sepamos todos que no estamos solos en la tarea de conseguir un mundo mejor.

Deuda externa, Vic y Haití

Tras el terremot en Haití, todo el mundo civilizado* se ha solidarizado con este pequeño país, uno de los más pobres del mundo. Donaciones económicas, aviones con alimentos, material sanitario e incluso el ofrecimiento, como el de Extremadura, de acoger a niños huérfanos.

Vaya por delante que, a pesar de lo que pensábamos muchos, el nivel de destrucción, esta vez, no tiene tanto que ver con el de pobreza. Lo explica muy bien José Rodríguez, donde nos dice que la energía del terremoto fue equivalente a la de 25 bombas atómicas.

Ahora, además, han surgido ciertos grupos que piden la condonación de la deuda para Haití. Y me parece bien. Pero no sólo para Haití. Muchos son los países que viven lastrados en los interéses de deudas que nunca podrán pagar. Y al final, de nada sirve que dediquemos algunos millones al desarrollo de estos países con una mano, mientras con la otra les pedimos que nos paguen lo nuestro.  Estas decisiones no deben tomarse de catástrofe en catástrofe. Si queremos demostrar que nos creemos de verdad lo de construir un mundo justo, debemos hacer algo más que ayudar en situaciones dramáticas.

Y a todo esto, Vic demuestra la enorme hipocresía de estos que nos hacemos llamar civilizados. Nos dan mucha penita los negritos que se mueren por la tele, pero por aquí, por mi barrio, que no se acerquen…
Simplemente lamentable.

*Léase en tono peyorativo

Notas políticas IX

La canción de hoy no es una canción política en sí misma. Pero con toda la que está cayendo sobre los nuevos modelos que la industria discográfica debe tomar, me parece que encajaba perfectamente el gesto que ayer tuvo Luis Ramiro, cantautor madrileño, de dejar en su perfil de facebook un enlace para descargar su primer disco.

Luis Ramiro

Y aquí la canción, que es un homenaje perfecto a todas esas chicas que no comprenden que en sus defectos encontramos nosotros el paraíso.

Me hubiera gustado…

Me hubiera gustado escribir algo irónico o satírico, ocurrente y mordaz, contra las palabras del impresentable Munilla. Pero mayor descalificación que sus propias palabras no existe.

Me hubiera gustado no saber que los jueces se pueden equivocar por dos veces con la misma (in)exactitud.

Me hubiera gustado saber si de verdad las cuentas bancarias que puse ayer hicieron que mis lectores aportasen algo de su bolsillo. No me importa si 5, 3o, o 100 euros. El dinero es lo necesario, pero también es importante ver cuanta gente está dispuesta a hacer algo que vaya más allá de un clik.

Y me gustaría que, pasada la catástrofe, nos replanteasemos, todos, de verdad, un sistema Internacional en el que la ayuda a los países pobres no sea cosa de catástrofes (que también) y sí del día a día.

Ayuda a Haití

Si un blog debe servir para algo es para difundir las cosas cuando son necesarias. Por eso os dejo la información para dar un donativo (sacada de elpaís). Porque ponerse un lazo en el blog o en nuestra imagen está bien. Pero allí lo que se necesita es dinero:

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

Banco Santander
Titular: Solidaridad Internacional
Cuenta nº  0049-0001-54-2210042242

Caja Madrid
Titular: Solidaridad Internacional
Cuenta nº 2038-1001-37-6000888882

CRUZ ROJA

Banesto: 0030 1001 35 0004707271

BBVA: 0081 0627 34 0001114312

Bankinter: 0128 0010 97 0100121395

Caja Madrid: 2038 0603 29 6006640085

La Caixa: 2100 0600 85 0201960066

Banco Popular: 0075 0001 89 0600222267

Santander: 0049 0001 53 2110022225

Triodos Bank: 1491 0001 21 0010003006

Teléfono: 902 222 292 Internet: www.cruzroja.es

– INTERMÓN-OXFAM

La Caixa: 2100 0765 81 0200111128

Caixa Catalunya: 2013 0500 16 0213198878

Caja Madrid: 2038 8978 17 6000016604

CAN: 2054 0300 56 9157938948

Santander: 0049 1806 91 2111869471

BBVA: 0182 6035 49 0201502475

Banco Sabadell-Atlántico: 0081 7011 110001698879

Triodos Bank: 1491-0001-21-0010010201

Teléfono: 902 330 331 Internet: www.intermonoxfam.org/es

– UNICEF

BBVA: 0182 5906 81 0010033337

Banesto: 0030 8301 78 0000046271

Banco Popular: 0075 0001 87 0606914075

Santander: 0049 0001 59 2810100005

Caja Madrid: 2038 1043 19 6000877505

La Caixa: 2100 5731 70 0200005001

Teléfono: 902 255 505

– MÉDICOS SIN FRONTERAS

Santander: 0049 1806 95 281186099

La Caixa: 2100 3063 99 2200110010

BBVA: 0182 6035 49 0000748708

Teléfono: 902 250 902 Internet: www.msf.es

– MÉDICOS DEL MUNDO

BCSH: 0049 0001 59 2810010006

La Caixa: 2100 4466 99 0200020000

Caja Madrid: 2038 0603 22 6800047052

Banesto: 0030 1026 08 0015859271

BBVA: 0182 0969 60 0200015552

Teléfono: 902 286 286

– SAVE THE CHILDREN

Santander: 0049 0001 52 2410019194

La Caixa: 2100 1727 12 0200032834

BBVA: 0182 5502 58 0010020207

Caja Madrid: 2038 1004 71 6800009930

Teléfono: 902 013 224 www.savethechildren.es

– La P.E.S.E (Plataforma Evangélica para Situaciones de Emergencia)

La Caixa: Diaconía: 2100-4750-52-0200044907

– PLAN España

Banco Santander: 0049 0001 56 2010025526.

http://plan-espana.org/

– ENTRECULTURAS

Banco Santander: 0049 0496 83 2010200

BBVA: 0182 4000 62 0208002127

– AYUDA EN ACCIÓN –

Referencia: Emergencia en Haití

SCH 0049 / 0001 / 52 / 2410030007

CAJA MADRID 2038 / 1052 / 44 / 6000741510

LA CAIXA 2100 / 2999 / 93 / 0200030018

Luces de hipocresía

Mientras las editoriales de todos los periódicos critican el desastre de la Cumbre Climática de Copenhague y todos nosotros nos llevamos las manos a la cabeza con su ineptitud y su avaricia y todas esas cosas que solo vemos en los demás, nuestras calles, nuestros balcones y nuestros salones están iluminados como siempre. Algunos en nombre del consumismo y otros en nombre de las tradiciones. Pero todos iluminados.

Luego diremos que la culpa es de los políticos y que nosotros somos buenas personas. Y ya con la conciencia tranquila nos acercaremos a nuestro Belén y a nuestro árbol y encenderemos todas sus luces de colores diciendo: Feliz Navidad.

Venecia

Este fin de semana, como seguramente ya sabrás, lo he pasado en, seguramente, una de las ciudades más especiales del mundo: Venecia.

Por su forma, su historia, sus canales, sus góndolas, sus iglesias (¡más de 200!), sus puentes, sus atardeceres… se ha convertido en un referente (seguramente demasiado) del turismo mundial. Pero al menos he tenido la oportunidad de verla con calma, sin demasiado turista. Y con buen y mal tiempo. Incluso con aqua alta.

De Venecia me quedo con dos cosas:

  1. Su encanto detrás de cada esquina. Es algo raro, pero uno va por un callejón (de los miles) y de repente ¡Zas! se encuentra con un sitio mágico, un puente diferente o una iglesia monumental.
  2. ¡Qué tranquila es una ciudad sin coches!

Os dejo unas fotos.

Barack Obama Premio Nobel de la Paz

Esta no es una noticia de última hora, y sin embargo, creo que hoy tiene mayor vigencia que cualquier otra. Cuando la Fundación Nobel decidió otorgar el premio al presidente de los Estados Unidos, muchos se preguntaron qué había hecho Obama para merecer ese premio. Muchos otros, sin embargo, nos preocupamos, qué haría Obama con este título.

Durante el viaje que ahora mismo le ocupa, el Presidente Obama ha visitado la Ciudad Prohibida. Después, en una rueda de prensa ha dado su apoyo al Dalai Lama. Ayer, junto a estudiantes, habló de la importancia de los Derechos Humanos. Y habló de que China debe empezar a cumplir con esos derechos, puesto que son universales.

Algunos dirán que son solo gestos. La política, muchas veces, se reduce a eso, a gestos. ¡Ay! Pero qué gestos tan importantes…