Responsabilidad

En estos momentos en los que algunas de las decisiones del gobierno de Zapatero no me están convenciendo del todo, me he puesto a pensar en un momento que creo que no olvidaremos ninguno de los que nos interesa la política: cuando pidió perdón en el Congreso.

Y me ha venido esa imagen a la cabeza al pensar en cómo ninguún dirigente autonómico reconoce una mala gestión y que el paro en su comunidad es, en parte, culpa suya. Igual que antes salían a ponerse medallas.

Y me viene esa imagen cuando pienso en lo que cuesta a los dirigentes políticos cortar cabezas de políticos con más imputaciones que informes sobre leyes en su mesa.

Y me viene esa imagen al ver hace poco a Rajoy negar que Camps hubiera mentido al decir que pagaba sus trajes.

¿Dónde quedó la responsabilidad?

El derecho de Zelaya

La carta del director de ADN de hoy habla sobre Zelaya y su vuelta clandestina a Honduras. Pero en lugar de centrarse en los derechos que le corresponden como legítimo Presidente de su país, el periódico y la carta de un lector que le acompaña, se centran en los posibles disturbios que pueda ocasionar con su vuelta al país y sus protestas. Y quizá tengan algo de razón en que la cosa puede acabar mal. Pero si lo hace, no será por Zelaya que solo quiere recuperar lo que las urnas le dieron.

Aquí en España de eso sabemos bastante. Hace no tanto, un alto cargo militar insinuó que, si hacía falta, habría que sacar los tanques para quitar a Zapatero del Gobierno. Y hace un poco más, los abuelos de los genoveses iniciaban la «reconquista» de España, llevándonos a una guerra fraticida, por el bien, claro está, de todos nosotros. Argumentaban, como hace hoy ADN, que las decisiones de los legítimos gobernantes pueden ocasionar inseguridad ciudadana. Como siempre, todo en nombre de la Seguridad. Incluso nuestros derechos y libertades.

Elecciones Generales anticipadas

Parece* que Mariano Rajoy se ha mostrado favorable a ese corriente que dice que Zapatero está acabado y que hay que acabar la legislatura ya. En esas elecciones, según muchas encuestas, el PP saldría ganador. Unas encuestas que están hechas en un momento y en una situación muy concreta. Esas elecciones serían practicamente un referendum a la pregunta «¿ha gestionado bien la crisis Zapatero?»

Y seguramente el resultado fuera un No. Pero unas elecciones suponen más cosas: ¿gestonaría el PP mejor la crisis?, ¿privatizaría más empresas?, ¿nos metería en algún otro conflicto armado?, ¿pondríamos los pies en la mesita de, por ejemplo, Sarkozy?, ¿se atreverían a derogar la Ley del Aborto, Educación para la Ciudadanía y/o la posibilidad de casarse a personas del mismo sexo?

Un país es mucho más que una cifra de parados. Aunque a veces cueste verlo…

*Con Rajoy hay que usar verbos que no definan mucho la acción, que él galleguea mucho y casi nunca dice nada.

Con el puño en alto

Puño en alto

Las críticas que están surgiendo por parte de la derecha y la extrema derecha española sobre si es legítimo levantar el puño por parte de los dirigentes socialistas no son más que una reacción pseudo fascista.

El Partido Socialista Obrero Español es un partido con 130 años de historia y desde su fundación los militantes socialistas, no todos, y no siempre, hemos venido cantando La Internacional y levantando el puño y lo hacemos en señal de recuerdo por lo que significa la historia del Partido Socialista y de respeto por la memoria de los compeñeros y compañeras que ya no están. Por los que tuvieron que exiliarse, los que fueron detenidos, torturados y/o asesinados por los ancestros políticos de quienes ahora nos critican por levantar el puño.

Y levantamos el puño porque mientras siga habiendo marquesitas seguirá habiendo socialistas con el puño en alto.

[El texto íntegro es de Pablo Pando, copíado tras los ánimos de César Calderon]

Parecidos razonables

Después de que Marianoganoelecciones Rajoy dijese que le «parece antiguo y me parece triste que personas que apenas superan los 30 años estén con el puño en alto. ¿Qué pasaría si apareciese alguno con la mano extendida?» desde Buscando Preguntas le vamos a dar otros parecidos razonables:

1. No es lo mismo una gaviota que un águila.
2. No es lo mismo espiar que investigar.
3. No es lo mismo ser portavoz que mentir, insultar y acusar sin pruebas.
4. No es lo mismo chapapote que hilillos de plastilina.
5. No es lo mismo pagar un traje que recibirlo.
6. No es lo mismo Aguirre que Gallardón
7. No es lo mismo ser líder de la oposición que Mariano Rajoy.

Gracias por su imprescindible colaboración a San Tiago.

¿Y si el Rey liderase la III República?

Cayo Lara y el Rey
Cayo Lara presentó al Rey los planes de IU para alcanzar la III República

Desde hace tiempo, vengo observando un curioso suceso cuando se habla de la posibilidad de una III República: el Jefe del Estado debe ser de izquierdas.
Y es que, parece que el hecho de que sea la izquierda la que pida que no sea este un país Monárquico y que sí podamos elegir a nuestro máximo representante, convirtiéndonos por tanto en una democracia más completa, automáticamente nos lleva a que el Jefe del Estado tenga que ser Felipe González, o Anguita, o Carrillo… a saber.

Algunos no se han dado cuenta de que podría ser perfectamente alguien como Aznar. O incluso el mismo Rey. Ahora mismo, la maquinaria social que arrastra le dejaría en una posición muy buena para conseguir en las urnas, lo que consiguió de manos de un dictador.