Violentos sindicalistas

Aún no he podido recuperarme del susto. De hecho, durante toda la noche apenas he dormido un rato y ha sido para tener pesadillas.
Y es que ayer estuve en la manifestación contra la Reforma Laboral que recorrió (como pudo) las calles del centro de Madrid.
Os dejo unas imágenes que, por su dureza, quizá puedan herir la sensibilidad de muchos.

image

image

image

Dantesco, ¿verdad?