Las cosas se hacen al revés…

Gracias a @Always_Candy he leído el artículo de El Confidencial titulado La subida de impuestos afecta más a los votantes del PSOE: la mayoría de los «ricos» se declara de izquierdas.

No entraré a valorar si esa encuesta es cierta o no (por norma general, soy receloso de las encuestas. Todas.) Y tampoco si mi impresión de que los «ricos» son de izquierdas o de derechas o de centro o de vayaustedasaberdonde (aquí entrarían los votantes de Rosa Díez, por ejemplo). Y tampoco sé si en las altas esferas del PSOE (donde no estoy, lo aclaro…) se usan este tipo de encuentas para tomar decisiones políticas. Me da igual. ¿Y por qué? Porque las cosas se hacen al revés.

Si este partido tiene 130 años de historia, es por tener principios. Y uno de los pilares del socialismo es el redistribución de la riqueza. Es decir, que los ricos, que pueden, paguen más impuestos que los menos ricos, y estos a su vez paguen más que los no ricos. Y es de justicia social que así sea. Y me da igual que esté recaudando impuestos de mis votantes o de los del otro o del de más allá. Este punto no es negociable en su concepto. Sí lo puede ser (y yo no soy economista) en sus métodos, en sus baremos, en sus porcentajes… pero no en su espíritu.

Y si los ricos son de izquierdas, estarán de acuerdo con pagar más impuestos para ayudar a los que tienen menos. Y si no, no serán de izquierdas.