¡Qué país!

Pensaba hoy hablar de algo casi insustancial. Me preocupaba (ligeramente, como a aquel que pierde el autobús cuando no tiene prisa) ver como el día en que por primera vez salía a un circuito de Fórmula 1 un equipo español, que apenas nadie le hubiera dado un reconocimiento un poco mayor. Es verdad que es un equipo que al 99.99% de probabilidades de no conseguir un sólo punto en todo el campeonato. Pero está ahí, que no es poco. Y en estos tiempos en los que se nos llena la boca con I+D+i y cambio de modelo y tecnología y esas cosas… creo que se merecen un poco más de repercusión.

Pero la realidad diaria a veces supera a las buenas intenciones que nos hacemos. Y uno se encuentra con que, no demasiado después de que Jesús Neira fuese colocado a dedo por Esperanza Aguirre para un cargo del que suponemos que está preparado por algo más de lo que hemos visto en televisión, vemos como el padre de Mari Luz (reciente ex-militante del PSOE) acepta ser asesor del PP para imponer la cadena perpetua la reforma del Código Penal. Y es que salir en la tele está saliendo muy rentable, aunque algunos no se den cuenta de que tan solo es un circo.

Sacado de el Show de Juanelo


Y es que eso de pasarse al PP debe estar de moda, ya que la semana pasada el número 2 de los socialistas ourensanos se pasó la semana pasada al equipo de los populares, que cual Florentino de la vida, se dedica a ir haciendo fichajes.

Y es que la justicia le importa mucho al PP. Solo hay que ver los buenos amigos que tienen en ella altos cargos como Camps. Tanto les importa que no hace más que hablar de quitarse de en medio a Garzón. Tanto les importa la justicia que no les importan cosas menores como, por ejemplo, respetar a los artistas, y así, no se les caen los anillos por insultar a Miguel Bosé tras cancelarle un concierto en Torrevieja. El insulto, “una artistaza”, no es un insulto cualquiera, es una declaración de intenciones de un impresentable.

¡País!

La renovación invisible

Ayer y hoy, el Partido Socialista de Andalucía está celebrando un Congreso para renovar su ejecutiva. Durante todo el día de ayer el Palacio de Congresos de Sevilla se llenó de delegados, prensa y bloggers de partido y de fuera, en lo que ha sido uno de los mayores gestos de transparencia política que ha tenido un partido español. Y si no, pregunten a cualquiera lo complicado que es acceder a estos actos (aún siendo militante).

El cambio, más allá del Secretario General, significa un impulso nuevo para Andalucía. Y además de esta transparencia, llevada a todos los debates, podríamos poner en internet, como ejemplo, la cantidad de tuiteros que hablaron de este congreso en #PSOEAndalucia. O podríamos hablar de las salas extras que se han tenido que habilitar dentro del recinto por la avalancha de gente. O podíamos hablar de la cantidad de ministros y altos cargos del partido que pasaron ayer por aquí. O de Cándido Méndez. O de Felipe González. Pero uno de esos detalles invisibles que dejan claro que la renovación es total, es que la primera entrevista (sí sí, la primera, antes que cualqueri TV) se la hizo un bloguero, un gran bloguero, Bomarzo.

El PSOE de Andalucía celebra su congreso en Internet

Los Socialistas Andaluces no son nuevos en la red, su presencia en las redes sociales, sabiamente diversificada en todas las provincias andaluzas y en multitud de municipios,  les ha llevado a ser, con diferencia, el primer partido andaluz en Internet a años luz de ventaja del siguiente.

No es una presencia marketiniana ni de fomento de liderazgos personales, sino una presencia como un partido que conversa con los ciudadanos en todos los ámbitos de su presencia territorial.

Pero como podemos ver, no quieren quedarse ahí, su próximo congreso , que se celebrará en Sevilla durante el próximo fin de semana será un congreso en red, abierto y transparente, ya que han invitado a más de 40 bloggers para que cuenten desde dentro lo que pasa dentro del que es el máximo organo de decisión del primer partido político de Andalucía, lo cuenta en el siguiente video el secretario de organización, el cordobés Rafa Velasco, en el que da la bienvenida al congreso:

Atentos este fin de semana, que los socialistas andaluces van a inundar la red con sus mensajes, ideas y proyectos.

Copiado de César Calderón

Seis años

Seis años. Seis año ya. Mucho tiempo, y parece que fue ayer. Seis años ya. Seis años donde han cambiado muchas cosas, en las vidas privadas y en las vidas comunes. Seis años de idas y venidas, de buenas y malas noticias. Seis años es mucho tiempo.

Pero seguro que te acuerdas qué estabas haciendo justo hace seis años…

El desgobierno de Aguirre

No le bastaba con boicotear ayudas a los jóvenes para el alquiler. No tenía suficiente con no aceptar ordenadores para los jóvenes estudiantes. Y si esto, que no le costaba dinero, no lo quiso hacer, no extrañó su nuevo boicot a la Ley de Dependencia.

Y es que desde hace ya tiempo nos hemos acostumbra a que a Esperanza Aguirre los madrileños les demos igual. Absolutamente igual. Aguirre solo tiene un objetivo: el poder. Y para alcanzar ese poder le da igual mandar más que su jefe Rajoy o mentir constantemente diciendo que Zapatero asfixia a Madrid o, como vuelve a hacer ahora, desgobernar el Gobierno de la Nación en el territorio madrileño.

Su última ocurrencia es la de anunciar una campaña de rebelión a la subida del IVA. Repito: una campaña de rebelión. Es decir, que un cargo público (y uno tan importante como es un Presidente de una Comunidad Autónoma) llama a la rebelión contra una medida (que gustará o no) que toma un gobierno legítimo. Esto no es Braveheart ni hay un ejército invasor. Se trata de la democracia. Y la democracia tiene estas cosas, que unas decisiones te gustan y otras no. Y, por supuesto que uno puede protestar. Pero llamar a la rebelión solo es digno de un político que se dedica a desgobernar.

Las cuentas de la CEOE

Resulta que, puestos a buscar problemas en la casa, la CEOE, en lugar de mirar entre sus paredes ha decidido buscar culpables entre los siempre indeseables liberados sindicales. Por si alguien no lo sabe, un liberado sindical es una persona que, a cuenta de la empresa, trabaja a tiempo completo para el sindicato, defendiendo los derechos de los trabajadores, negociando con la empresa los convenios colectivos… esas cosas.

Se queja la CEOE que en toda España hay 4.127 liberados. Una cifra escalofriante, algo así como la gente que hay en… toda mi manzana. Todos estos liberados, suponen, para la CEOE (y según sus cuentas, que daremos por buenas) 250 millones de euros al año. Esto parece que suena a cifra mayor, ¿verdad? Vamos a comprobarlo. Según sus mismos datos, estos liberados sindicales han dedicado unas 60 millones de horas en defender los derechos laborales, negociaciones incluidas. Hagan cuentas y verán que les sale a poco más de 4 euros la hora. ¿Irán incluidas las fotocopias?

Pero veamos otro dato. En España tenemos una población activa en torno a los 23 millones de personas. Eso quiere decir que, más o menos, hay un liberado sindical por cada 5.570 trabajadores. ¿Les parece mucho? Imagine a un solo trabajador con 5.570 expedientes. ¿Les sigue pareciendo mucho?

Es curioso que la CEOE saque este informe ahora que se está negociando con Gobierno y sindicatos, ¿verdad?

Por cierto, el gasto total de los liberados es, solo, el 2,8% de los beneficios (que no ingresos)  en un solo año de una única empresa, el Banco Santander en estos tiempos tan duros y difíciles que todos (¿he dicho todos?) atravesamos.

Ellos callados, ellas paradas

Lo he dicho ya bastantes veces, no me gustan los Días de… . Me recuerdan mucho a la hipocresía navideña, donde todos nos vestimos de buenas personas y jugamos a dar abrazos, consejos y palabras de amor a gente que no nos importa. Aún así, reconozco en estos Días de… el trabajo de muchas personas que ves como, al menos por un día, su causa tiene un poquito más de eco del habitual. Y hoy, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, hablamos, un poquito más de lo habitual, de las injusticias del día a día, donde muchas mujeres cobran mucho menos solo por eso, por ser mujeres.

Ya sabemos todos qué es lo que pasa. Ahora toca cambiarlo. Muchos estudios dicen que la igualdad es un importante factor económico: si el número de mujeres trabajadoras igualase al de hombres, el PIB español crecería un 5%. Y eso está muy bien, pero me da igual. Me da igual porque la justicia no es economía. Y si pedimos, si buscamos, si luchamos por la Igualdad es porque es justo. Por eso, aunque ese informe dijese lo contrario, tendríamos que buscar la Igualdad.

Por eso ellas no tienen que pararse y conformarse con el trabajo y el sueldo que les den. Por eso nosotros no podemos callarnos viendo como nuestra compañera cobra menos por hacer lo mismo que nosotros. Por eso ellas tienen que poner el grito en el cielo a esos jefes (sí, casi siempre el jefe es un hombre) que la trata de menos, y por eso nosotros tenemos que estar ahí, a su lado, o incluso delante de ella, porque es también nuestra lucha. Porque es la lucha de todos contra unos pocos, los machistas que todavía nos dominan y nos explotan, a todos por unos motivos, y a ellas, un poco más, solo por ser ellas.

Descansar

¿Cuanto vale un descanso?, ¿invertimos en ello?, ¿sabemos parar de trabajar?, ¿separamos descanso mental y descanso físico?, cuando paramos, ¿estamos descansando de verdad?

¿Has pensado sobre ello?, ¿cuidas tu cuerpo?

Feliz domingo.

Trabajar en Google

Todos hemos visto esos maravillosos powerpoints, o un artículo en revistas o un reportaje en televisión (ayer mismo en TVE, dentro del programa “¿Cuanto ganas?” o “¿Cuánto cobras?” o algo así…). El caso es que después de ver esas instalaciones, ese estilo de trabajo, esa forma de entender la empresa… (y esos sueldos, aunque no los sepamos con exactitud) uno acaba diciendo: “Quiero trabajar en Google”

instalaciones google

Google, como empresa, mola. Es joven (y con gente joven trabajando allí), llena de talento y prácticamente todo lo que saca es un avance en nuestro día a día. Pero si nos hubieran enseñado esas mismas fotos de esas instalaciones y la empresa hubiera sido otra, nuestra respuesta hubiese sido la misma: “Quiero trabajar ahí”.

instalaciones google2

¿Por qué? Porque al fin, hay empresas que entienden que el mayor valor que tienen son sus trabajadores. Por eso se preocupan de tener a los mejores. Y tenerlos bien pagados y bien tratados (horarios flexibles, restaurante gratis, videojuegos, salas de relax…). Y por si fuera poco, con tiempo para proyectos personales.

instalaciones google3

Obviamente no todas las empresas van a poder tener estas instalaciones y estas condiciones. Pero no se trata de aplicar medidas concretas: se trata de aplicarlas pensando en el trabajador. Cuando una persona se siente valorada, involucrada en un proyecto, sabiendo que lo que hace sirve para algo, rinde mucho más. Cuando sabe que si tiene un problema, la empresa está ahí para ayudarle, no le importará echar una mano a la empresa y trabajar más si hace falta.

Si a todo eso le sumanos poder hablar directamente con los jefes, sin tanta jerarquía, sin tanto embrollo, la empresa se convierte en un ente más rápido, más flexible. Al final, se convierte en una empresa con marca, con calidad. Una empresa ganadora. ¿Llegaremos a ver esto algún día en nuestras empresas?

La Sanidad en Madrid

Gracias a Miguel Mañez, autor de Salud con Cosas, he tenido la oportunidad de hacer una entrevista a José R. Repullo. Mejor que cualquier definición que yo pueda aportar, esta es la que él mismo pone en su blog: Soy médico y trabajo en la Escuela Nacional de Sanidad (Instituto de Salud Carlos III) como jefe del Departamento de Planificación y Economía de la Salud. Me interesa el estudio de los sistemas sanitarios, las reformas, y las políticas de mejora de la calidad y la eficiencia. He sido presidente de SESPAS, y creo firmemente en el conocimiento científico, el profesionalismo y la abogacía social como medios para cambiar las conciencias y la realidad. Y creo que el SNS es un patrimonio heredado que tenemos que entregarlo a las generaciones venideras en un buen estado de salud.

Se trata, sin duda, de un gran profesional de la Sanidad, una voz autorizada. Es uno de los profesionales que colabora en la edición del Libro Blanco de la Sanidad en Madrid. Y cómo aquí hablo mucho de política, he juntado un poco todo eso y estas son las preguntas y respuestas (completísimas) que han salido.

1. Ahora que tan de moda están los pactos ¿Es posible un pacto en Sanidad entre el PP madrileño y el PSM o sus modelos son tan diferentes que sería imposible?

El Partido Popular en Madrid es una compleja aleación entre un centro-derecha (Alberto Ruiz Gallardón) que tiene un perfil reformista en los servicios públicos, pero que no los cuestiona, y una derecha populista radical (Esperanza Aguirre) que cuestiona los servicios públicos, pero, a la vez, intenta usarlos de forma clientelar y a través de las instituciones controlar todos los resortes de poder.

Ante la situación económica tan complicada que tendrán las finanzas de Madrid, y por lo tanto, el servicio público de salud, sería fundamental hacer un gran acuerdo para que la sanidad de Madrid atravesara el desierto sin deteriorar los servicios; con el PP más centrista se podría hacer; con el de Aguirre lo veo muy difícil. Y no tanto porque los modelos sean diferentes, sino porque el populismo dominante hace que sea precisamente el oportunismo y la ventaja política el resorte clave para la toma de decisiones.

Por su parte, el Partido Socialista de Madrid, tiene una disposición más abierta al pacto; entre 2008 y 2009 se hizo una comisión parlamentaria a propuesta de Tomás Gómez; a pesar de que Aguirre lo aceptó, y parecía que podría ser una iniciativa prometedora, finalmente quedó en un acuerdo imposible; según mi opinión, por falta real de interés en acordar nada por parte del Partido Popular.

El libro blanco que están escribiendo una serie de expertos, entre los que me encuentro, por encargo del PSM, es una interesante iniciativa para madurar políticas innovadoras, y facilitar acuerdos sobre contenidos de modernización y buen gobierno del servicio madrileño de salud.

2. De no haber pacto, ¿Crees que la Sanidad será un “arma” en la campaña electoral que se nos avecina? ¿Hay algún estudio que indique la relación sanidad-voto?

La sanidad cada vez tiene más utilización como munición electoral; y en Madrid ha sido particularmente utilizada; tanto por la derecha (promesas de hospitales nuevos), como por la izquierda (denuncia de privatización).

Como arma, la sanidad sería una espada de doble filo; no es fácil saber cómo o a quién va a cortar; ignoro si hay leyes físicas que regulen el efecto electoral de promesas; pero en época de crisis económica me parece que lo más importante puede ser decir la verdad y ganarse la confianza del electorado; recordemos que Churchill prometió a los ingleses antes de entrar en la Segunda Guerra Mundial eso de “sangre, sudor y lágrimas”… y ganó las elecciones.

3. En caso de llegar a gobernar, ¿sería posible por parte de los socialistas madrileños una desprivatización de la Sanidad?

Buen tema; hasta donde yo sé o imagino, creo que las ideas actuales del Partido Socialista de Madrid serían construir el Servicio Madrileño de Salud como un ente público tipo Osakidetza (con capacidad de usar el derecho público y privado); darle todo el poder y atribuciones competenciales para que vaya reabsorbiendo y encajando funcionalmente la diversidad de formas de gestión que hay en Madrid.

Las formas de gestión directa (fundaciones y empresas públicas) no plantearían mayor problema, y no requerirían en este esquema ningún proceso de cambio hacia modelos de gestión administrativa. Sin embargo, las concesiones administrativas completas (tipo Alzira) serían incompatibles con el modelo público, y deberían ir revirtiendo de forma negociada y pactada. Las concesiones de la parte no asistencial de los hospitales habría que revisarlas; no tanto por el modelo privado, como por el hecho de que la relación con la parte pública es disfuncional, y porque parece que hay importantes problemas de financiación de los servicios hoteleros por mala gestión y presupuestación de las concesiones.

4. Una buena forma de saber que rumbo tomar es mirar alrededor. ¿Qué país debería servirnos de modelo para el sistema sanitario que queremos?

Difícil pregunta; si tuviera que responder en este momento, diría “Escocia”; el NHS- escocés es un buen ejemplo de tránsito hacia la gestión de área sanitaria, con un esquema integrado, con órganos colegiados de gobierno, con una buena incardinación de lo socio-sanitario, con una primaria potente y autogestionada, y con una ética de servicio público reforzada con el clásico profesionalismo de la sanidad británica.

Le paso la dirección electrónica de un trabajo de revisión de cinco sistemas sanitarios europeos que terminamos el pasado año:

Repullo JR, Freire JM (eds). Médicos en cinco Sistemas Sanitarios Integrados Europeos; relaciones contractuales de los profesionales médicos en los sistemas públicos de salud en países europeos seleccionados. Toledo: Consejería de Salud y Bienestar Social – SESCAM (edición electrónica), 2009.

Disponible en: http://sescam.jccm.es/web1/profesionales/home/CTU_OPA_REPULLO_FREIRE.pdf

5. Se habla mucho del copago. ¿Existen modelos de copago que funcionen? ¿No sería una buena opción a corto plazo para mejorar la sostenibilidad del sistema?

Decididamente no lo recomiendo; no ayudan a la sostenibilidad, y además crean más problemas de los que solucionan. La razón es sencilla: buscan reducir el uso excesivo e inapropiado de los servicios sanitarios; pero en la medicina, la mayor parte de las decisiones las toman los médicos, ya que existe una gran asimetría de información entre el facultativo y el paciente. Por eso, si ponemos un copago por un análisis, una radiografía o un día de estancia en el hospital, resulta que hacemos pagar al paciente por cosas que él no ha decidido.

Permítanme que aconseje un breve trabajo que publiqué en El País, donde los argumentos sobre este tema están suficientemente desarrollados.

Repullo JR. La insoportable levedad del copago. El País (suplemento salud), 9 mayo 2009:14.

http://buengobiernosns.blogspot.com/search?updated-max=2009-05-18T09%3A53%3A00%2B02%3A00&max-results=7

6. A fecha de hoy, ¿existen diferencias medibles en cuanto a funcionamiento y a eficiencia entre los nuevos hospitales madrileños y los de modelo tradicional? ¿Deberíamos plantearnos un cambio de modelo?

En pocas palabras; hay diferencias, sólo parcialmente medibles, pero su interpretación en términos de desempeño es simplemente imposible. La razón es que los nuevos hospitales (en general) cumplen una función de “lanchas rápidas” para aproximar recursos a poblaciones peri-urbanas o rurales; tienen dotaciones muy ajustaditas de recursos humanos, pero personal joven y con contratos que permiten trasferencia de riesgos y bonificaciones; los hospitales convencionales son “transatlánticos” con plantillas envejecidas y con residuos de diversos períodos glaciares; además tienen un sistema de gestión administrativa que les hace la vida imposible a sí mismos; y finalmente, al ser el sistema dominante y albergar la docencia, la investigación y la alta especialización, hacen de receptor de la entropía generada por las lanchas rápidas.

Es más sencillo plantearse: liberemos a los transatlánticos de aquellas trabajas que le impiden funcionar ágilmente; y luego ya medimos si todos hemos mejorado. En el debate “gato blanco o gato negro, qué importa si caza ratones”, yo no creo que se deba a entrar en comparar a los gatos; pero sí que el gato público convencional debe estar con las patas desatadas para ver si es capaz de cazar ratones.