La carta de Ana Botella (2ª parte)

Como muchos de vosotros recordareis, el último post estaba dedicado a una polémica surgida a raíz de unas (supuestas) declaraciones de Ana Botella en las que decía que los indigentes dificultaban las tareas de limpieza.

Como el objetivo de la petición no era (como algunos han entendido) un ataque al Ayuntamiento de Madrid, sino una defensa a las personas sin hogar, y tras haber leído todos los comentarios que por aquí, twitter, facebook y mail nos habeís hecho llegar, hemos decidido crear una nueva petición donde el Ayuntamiento de Madrid se comprometa a doblar los equipos de calle del Samur Social, pasando de 12 a 24.

¿Por qué esta petición? Hemos consultado con ONG´s involucradas en este tema, y es una de las ideas más factibles a corto plazo. Construir o habilitar nuevos albergues es algo que lleva mucho tiempo, y en una situación de crisis era fácil que obtengamos la respuesta: no hay dinero. Por supuesto que eso mismo nos pueden decir para no contratar a más personal, pero el gasto, obviamente, es mucho menor. Además, ante la inminente llegada del invierno sería mucho más efectivo esta medida, ya que sería imposible tener un centro acondicionado en apenas mes y medio.

Espero que todos os animeis a firmar (aquí mismo, en la barra de la derecha) a ver si conseguimos algo.

La carta de Ana Botella

Como muchos de vosotros sabeís, hace unos días, Ana Botella declaraba en el pleno del Ayuntamiento de Madrid que «Los sin hogar son una dificultad añadida para mantener la limpieza». Al menos así lo recogían muchos medios de comunicación. Fue por ello por lo que, mediante Actuable, promovimos una campaña para que pidiese perdón. En estos momentos, más de 330 personas han firmado y mandado un mail a Ana Botella. Y es por ello, por esa iniciativa y esa presión de todos por la que ayer recibí este mail de su parte. Lo pongo tal y como lo recibí, sin añadir ni quitar una coma.

Estimado Sr. Cartier:

He recibido la carta que ha promovido desde la página web www.actuable.es dando por cierta una interpretación que hicieron determinados medios de comunicación de mis palabras en la Comisión Permanente de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid.

Es absolutamente falso que haya responsabilizado de la suciedad a las personas sin hogar. Es algo que iría en contra de mis valores más profundos. La dignidad de las personas sin hogar no sólo es una convicción moral para mí, sino también un compromiso político.

De hecho, en mi etapa al frente de los Servicios Sociales fue prioritario conseguir que todas y cada una de las personas sin hogar recibiera atención social y que ninguna tuviese que dormir en el metro durante el invierno, como ocurría antes.

Entre otras actuaciones hubo que construir nuevos centros de acogida y crear un nuevo servicio como el Samur Social que llevase los servicios sociales del Ayuntamiento allí donde se más se necesitaban. No fue una tarea fácil pero es una de la que más orgullosa me siento.

Madrid es hoy una de las ciudades que más atención presta a las personas sin hogar. Desafortunadamente no ocurre así en otras ciudades cercanas. Como pudimos saber el invierno pasado, en Leganés, por ejemplo, no cuentan con un centro de acogida, aunque sí con un albergue para perros.

En este sentido, también pudimos conocer que la Concejala había rehusado su construcción “porque ello atraería la pobreza” a su ciudad. Una declaración que naturalmente había que interpretar en el buen sentido porque se trataba de una política de izquierdas. Muy distinto sería si fuese Partido Popular, naturalmente que sí.

Con todo, daré por bien empleada esta absurda polémica si sirve para dar mayor visibilidad social a las personas sin hogar que tanto precisan nuestra atención.

Un cordial saludo,

Ana Botella

Una vez leída, solo voy a hacer un par de conclusiones:

  • En primer lugar, agradecer que haya dado una respuesta. Aunque entiendo que es obligación de todos los políticos contestar a sus ciudadanos, no todos lo hacen.
  • En segundo lugar, acalarar que nosotros no nos hemos inventado nada. Han sido los medios de comunicación los que señalaban esa frase, indicando además, que así figuraba en el diario de sesiones. Por lo tanto, seguimos dando por cierta la frase.

¿Y ahora qué? Pues ahora os toca decidir a vosotros, los que habéis firmado, que hacemos. ¿Damos el asunto por concluído o aprovechamos el compromiso que Ana Botella anuncia para conseguir que esta absurda polémica sirva, efectivamente, para que las personas sin hogar tengan una mejora en sus condiciones de vida? ¿Creeís que podemos obtener un compromiso serio por parte del Ayuntamiento de Madrid? Os pido que entre todos, ciudadanos y ONG´s, pensemos como mejorar su vida. Toda la información que tengamos será imprescindible.  Pasemos de las palabras a los hechos. ¿Actuamos?