¿Si yo dijese…

…barbaridades sobre la Iglesia del mismo calibre que su jerarquía las dice sobre las mujeres, los ateos o, simplemente, los otros, serían tan educados como se supone que debemos ser nosotros con sus burradas?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *