Con la Iglesia hemos topado (de nuevo)

Resulta que ayer nuestra nunca bien valorada Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, llegó a un acuerdo con el siempre bienintencionado obispo Rouco Varela con motivo de la visita del (ex) nazi y ahora Papa de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, entre otras muchas cosas que seguro que me olvido. Del acuerdo hemos sabido que, por ejemplo, los jóvenes podrán moverse gratis para poder asistir a tus dignos eventos.

Yo, fiel amante del transporte público, no puedo sino aplaudir este bonito gesto. ¿Se imaginan que el PapaMóvil se queda atascado en la Castellana porque todos los fieles han colapsado la ciudad? Bochornoso… Tan bochornoso como que Aguirre haya tomado su primera decisión a favor de la movilidad de los jóvenes madrileños una vez terminado su mandato*. Mientras tanto, ha subido el precio del abono un 8% y el del metrobus un 21% en los últimos años, al tiempo que negaba a los socialistas la subida de la edad del abono joven hasta los 26 años. Y es que claro, todo el mundo reconocerá que es mucho más importante asistir a la visita de Ratzinger que ir a trabajar o a la universidad, ¿verdad Esperanza?

Los calvitos

* La visita del Papa es un mes después de las elecciones autonómicas.

Laicismo vs Ateísmo

A veces uno descubre en un sólo comentario no demasiado largo, cosas mucho más claras, sensatas y que paseándose por cientos de blogs y periódicos. Esta es la respuesta que da Jorge en el genial post de Juan.

Siempre me ha sorprendido como -entiendo que por ignorancia- algunos han confundido el laicismo con el ateísmo. Se puede ser cristiano y socialista. Se puede ser ateo y socialista. Pero se debe ser socialista y laicista, puesto que lo uno se contiene en lo otro.

Y esto me lleva a otra obviedad: señores, ¡¡es que se puede ser cristiano y laicista!! Porque efectivamente, yo puedo ser creyente, marcar la casilla de la iglesia en mi declaración de la renta e ir a misa los domingos… y sin embargo defender la separación entre Iglesia y Estado, entre los poderes eclesiásticos y los públicos y democráticos. El problema es que algunos no saben ni por dónde paran.

Ateísmo y laicismo no son lo mismo. Lo que sí está claro es qué es ser socialista, y eso incluye la defensa de determinados derechos y libertados irrenunciables.

Genial artículo, compañero.

Me hubiera gustado…

Me hubiera gustado escribir algo irónico o satírico, ocurrente y mordaz, contra las palabras del impresentable Munilla. Pero mayor descalificación que sus propias palabras no existe.

Me hubiera gustado no saber que los jueces se pueden equivocar por dos veces con la misma (in)exactitud.

Me hubiera gustado saber si de verdad las cuentas bancarias que puse ayer hicieron que mis lectores aportasen algo de su bolsillo. No me importa si 5, 3o, o 100 euros. El dinero es lo necesario, pero también es importante ver cuanta gente está dispuesta a hacer algo que vaya más allá de un clik.

Y me gustaría que, pasada la catástrofe, nos replanteasemos, todos, de verdad, un sistema Internacional en el que la ayuda a los países pobres no sea cosa de catástrofes (que también) y sí del día a día.

Rouco, ven y follame

Ponte a prueba (en Europa FM) es uno de esos programas que no deja indiferente a nadie. Si no lo has oído nunca, deberías hacerlo. Y es que, lejos de que te guste o no, hace una cosa que, para mi, es vital: hablar del sexo sin tapujos.

Y resulta que Día Sexto le dedico un rap absolutamente genial que hoy, en la resaca de esa manifestación del sindicato católico, me gustaría que escuchase su líder Rouco Varela. El título de la canción: Ven y follame.