Críticas

Sí, el tuit es mío. Y puede que quede feo que me autoreferencie, como si fuese una cita de Sócrates (el futbolista no, el otro) o de Arturo Pérez Reverte, el nuevo líder espiritual de esta España que ya no se deja los huevos entre tremendas cogorzas y por eso nos tiene que salvar cada domingo, en su homilía tuitera.

El caso es que primero he pensado la frase y luego ha venido la reflexión. Será que tienen razón esos estudios de universidades americanas que casi nunca uno conoce (y que no sabría poner en el mapa, por descontado) y la red del pájaro nos está cambiando la forma en la que pensamos. A golpe de titular, quizá.
Y la frase viene a cuanto de lo que estos días hemos visto tras la nueva debacle (y van unas cuantas) electoral del PSOE en Galicia y Euskadi. Viene a cuento porque rápidamente todo el mundo se a puesto a lanzar sus cuchillos contra unos mientras otros, antes incluso de que las armas blancas empezasen a surcar el aire naftalino de Ferraz ya sacaban los escudos para proteger sus sillas, o las sillas de los suyos, que no es igual pero es parecido.

Y es que, más allá de mi opinión sobre el (¡NECESARIO!) cambio de rumbo en el PSOE, lo que no se puede es pretender tener un debate serio cuando uno se toma las críticas como si fueran el eje del mal. Sí, como digo al principio, una cosa es crear y otra criticar. Pero, como aprendí en mis años de Judo, hay que saber usar la propia fuerza del rival para hacerle caer. Si pretendemos ser un muro aguantaremos muchos golpes. Pero algún día caeremos…

Congresos, enmiendas y periódicos

Desde que se inició el proceso de cara al 38º Congreso del PSOE me he mantenido relativamente al margen de todo lo que ha ido pasando, salvo algunos comentarios puntuales en twitter y facebook y aquel manifiesto por la Agrupación 2.0. No he realizado enmiendas a los documentos, no he ido a mi agrupación a votar a ninguna lista, no he estado en ningún congresillo… nada. He sido, más que un militante, un ciudadano de a pie cualquiera (por increíble que parezca, sí, es posible.)

Desde mi lejanía (y mi apatía hacia ambos candidatos) he podido observar como muchos compañeros se han ido posicionando por uno o por otro, he podido ver como algunos de ellos se criticaban por esas posiciones y he podido comprobar como los fanboys no tienen ni una pizca de vergüenza para defender cualquier cosa que haga su ¡oh amado! líder, aunque estemos hablando de delitos.

Mientras esto pasaba, todo el mundo decía que había que debatir. Y espero que haya sido así, pero no es eso lo que ha llegado.  Tampoco aquellos que se han molestado en analizar a Chacón y Rubalcaba han encontrado algo más que los lugares comunes donde habita el socialismo clásico. Queda claro que ninguno de los candidatos es un cambio real en el PSOE cuando parece claro que es un cambio lo que necesita el PSOE.

Suelo recordar a aquellos que dicen que es un partido centenario que River Plate también lo es, y no por ello se libró de bajar a segunda. Hay que hacer las cosas bien. ¿Quiero decir que con cualquiera de estos dos candidatos va el PSOE a bajar a segunda? No. O no obligatoriamente. Pero nada está garantizado. Nada.

Y una de las cosas que me gustarían que se cambiase es esa enfermedad por lo que digan los periódicos (especialmente ElPaís) del partido. Parece que hemos olvidado que es una empresa, con sus intereses, con sus apuestas, con sus deudas y sus favores. ¿Quiero decir que es mentira lo que dicen de Chacón? No. Tampoco es que sea verdad. Es una versión (lamentable, a mi juicio) de una historia mucho más larga. Y son las historias las que nos deben importar, no las versiones.

Acostumbrados a los detalles, nos centramos en apoyar a Rubalcaba porque no es catalán o Chacón porque a feminista no me gana nadie. Votar (o no hacerlo) a una persona por haber nacido en un lugar y con algo entre las piernas demuestra que esto de la democracia es un juego al que le quedan por pulir demasiadas piezas. Al menos, eso sí,  es nuestro juego.

El cambio. Ese deseo, ese anhelo, ese lema recurrente… El cambio tranquilo o el cambio radical (perdón por la broma). Ese es el dilema.

#10argumentos para crear una agrupación 2.0 en el PSOE

Estamos a escasas semanas de la celebración del 38 congreso del PSOE, que sin duda será determinante para iniciar un profundo cambio en el modelo de participación, representación y apertura a la sociedad de un partido con una larga historia y unos valores universales, pero que tiene la necesidad de adaptar su mensaje, ideario y estructura a una realidad cambiante y compleja.

 

El PSOE poco ha evolucionado organizativamente desde su 28 congreso, y un grupo de militantes y simpatizantes socialistas, reunidos en torno a la red y trabajando en este documento de forma abierta y colaborativa, queremos proponer a l@s delegados y delegadas a este congreso que asuman la constitución de una agrupación 2.0 que convierta en estatutario en el partido lo que ya es real en nuestro país, es decir, la participación de miles de militantes y ciudadanos en política a través de internet y las redes sociales.

 

Muchos somos los Militantes y simpatizantes del PSOE que llevamos años debatiendo, promocionando e impulsando iniciativas y foros sobre la cibermilitancia y las nuevas formas de participación como uno de los instrumentos para conectar la vida política e institucional con la sociedad y sus actores más dinámicos y creativos, y aunque se han hecho avances en este sentido, es necesario que se dé un paso firme para avanzar en este camino hacia un socialismo más abierto, participativo y global gracias a las posibilidades que nos ofrecen las TICs e internet en una sociedad cada vez mas global.

 

La Web 2.0 y las redes sociales, han facilitado otras formas de participación, impensables hace solo unos pocos años. En este contexto surge la cibermilitancia., que no es otra cosa que la forma que tiene el militante o simpatizante de contribuir al cumplimiento de los valores, ideales y objetivos del partido a través de las herramientas que nos facilita la Web 2.0. Militancia activa y comprometida que se desarrolla en Internet, pero militancia socialista.

 

Por ello, y por un lado, creemos que esa cibermilitancia debe tener los mismos derechos y deberes que la desarrollada “off-line”, ya que en los tiempos actuales es tan importante como cualquier otra forma de militancia activa. Máxime ante la creciente relevancia de la red en la formación de la opinión pública de los ciudadanos. Quienes quieran intervenir en internet en favor de las propuestas del PSOE deben tener abierta la puerta de comprometerse en la gestión del Partido al igual que el militante “tradicional”… Los cibermilitantes deben tener derecho no sólo a sugerir a través de internet sino también a participar en el debate y aprobación sus propuestas programáticas así como en la elección de las personas a las que se confía su desarrollo.

 

Y por otro lado debe conciliarse la existencia de ambos tipos de militancia, la virtual y la encuadrada en la estructura territorial del Partido basada en las Agrupaciones Locales, posibilitándose a la cibermilitancia tanto mantener su afiliación a éstas, como poder mantener su vinculación al Partido sólo como cibermilitantes: compatibilidad sin obligatoriedad. No podemos abrir una vía de debilitamiento de la estructura básica del Partido, y por otra parte, sin su perjuicio pero sí complementándolo, debemos flexibilizar las formas de implicación.

 

Es más, la posibilidad de mantener una estructura en el ámbito de la red, abierta y participativa, permitirá un acercamiento inicial a los simpatizantes más activos de la red, con el fin de incorporarlos a la dinámica de debate, reflexión y análisis de la realidad política y social, en el seno del partido; sin necesidad de tener el vínculo físico con las agrupaciones tradicionales, que en muchas ocasiones impide la participación activa de miles de personas que comparten nuestro ideario, por las barreras de cristal  que aún existen y no hemos sabido romper. Por no hablar de aquellos militantes que por razones de horarios profesionales y familiares no pueden incorporarse plenamente a las dinámicas políticas de la organización.

 

Nos encontramos en un momento crucial para el Partido.  Un momento donde debemos dar pasos decididos y firmes para convertir al PSOE en un partido del Siglo XXI, comprometido con los ciudadanos, abierto a la sociedad, que facilite la incorporacion de nuevos militantes y que facilite el debate, la reflexion y la participacion interna en la toma de decisiones. Por ello, queremos aportar a todos los militantes y simpatizantes del PSOE, 10 argumentos-ideas que refuercen la creación de esta “agrupación 2.0” en el próximo congreso federal:

1.- La agrupación 2.0 dará carta de naturaleza a una realidad incuestionable, Internet está cambiando la forma de hacer política en todo el mundo, la red ha supuesto un terremoto cuyas manifestaciones se están viendo desde la primavera árabe, pasando por el #15M español o las movilizaciones de estudiantes en Chile. Los socialistas no podemos quedarnos al margen, encerrados en nuestras agrupaciones, y esperando a que estos nuevos movimientos sociales llamen a nuestra puerta, debemos tener la valentía de salir al exterior y plantear plataformas de diálogo. Y ese diálogo se da mayoritariamente en internet.

 

2. Articular nuevas formas de participación supone poder impregnar el PSOE de nuevas ideas y debates enriquecidos por la inteligencia colectiva, y actualizar los valores del Partido a la filosofía 2.0 llevándolo a ser un Partido de la ciudadanía del siglo XXI. El PSOE tiene que incorporar a la gente como parte de su infraestructura tecnológica. El músculo político de los partidos lo constituyen sus militantes y simpatizantes que ejercen de “embajadores de la marca”, pero para ello tiene que volver a generar compromiso (engagement) entre los sectores más dinámicos y creativos de la sociedad para que ejerzan de “influencers”. Y para ello la jerarquía constituye más un problema que una solución. Hoy el paradigma de la nueva sociedad es la red, y el PSOE tiene que aprender a configurarse también como una red inteligente en el que cada unos de sus militantes y simpatizantes sientan que tienen la oportunidad de participar, contribuir y decidir.

 

3.- La nueva realidad de los movimientos sociales existentes, hace que sea importante asumir nuevos conceptos de ACTIVISMO CIUDADANO. Además de grandes causas, existen causas menos trascendentes pero no por ello menos importantes. Y el modo de participar en ellas hace que la organización asuma la cultura de la colaboración, participación y organización en red, si no quedará al margen.

 

4.- Esta agrupación 2.0 es totalmente compatible con la digitalización que se está llevando a cabo durante los últimos años tanto a nivel local, como provincial y regional, cuyo objetivo final es propiciar su presencia en la red y conseguir una total integración de la estructura formal del partido, mediante un correcto uso de las principales herramientas web 2.0 y la puesta en práctica de una escucha activa de los militantes y la ciudadanía.

 

5.- Por su universalidad, accesibilidad, inmediatez y economía. Creemos que estas cuatro palabras son el nexo de unión para conectar eficazmente tanto a militantes como a simpatizantes socialistas con el Partido.

 

6.- La Agrupación Socialista 2.0 es una clara apuesta por el conocimiento abierto y la gestión política base a redes distribuidas y no jerarquizadas que fomentará el intercambio de ideas y debates de forma transversal, que supera los ámbitos territoriales y formales de nuestra histórica estructura. No es una alternativa al sistema territorial, totalmente necesario, sino el complemento ideal para desarrollar nuevas sinergias y nuevos espacios de cooperación, de asociación y de gestión de proyectos en el ámbito del PSOE, de forma colaborativa.

 

7.- La gestión de un espacio político propio en el seno de la organización en el ámbito digital, estructurado e integrado en la misma, permitirá mostrar el camino a seguir a toda la militancia en el terreno del 2.0; y especialmente a nuestros cargos orgánicos e institucionales, en la gestión de sus perfiles digitales. No se trata de herramientas 2.0, sino de mostrar la estrategia y filosofía de la comunicación 2.0, en el desarrollo de la acción política en red .

 

8.- La Agrupación 2.0 es un excelente instrumento de comunicación a nivel internacional dentro de la familia del Partido de los Socialistas Europeos y de la Internacional Socialista, para construir una nueva socialdemocracia a nivel global, y especialmente a nivel europeo, ayudando a construir con el PES un espacio colaborativo digital para establecer un debate transnacional de todos los militantes europeos que quieran participar en él. El PSOE tiene la oportunidad de liderar un proyecto de este nivel que contribuya a ese diálogo de regeneración ideológico.

 

9..- La posibilidad real de conexión en el ámbito 2.0 sin importar fronteras, ni barreras culturales, puede ser un elemento definitorio, para que los socialistas españoles impulsemos la construcción de una ciudadanía europea, desde una perspectiva socialdemócrata, toda vez que en 2012 se desplegará la posibilidad de que la voz de los ciudadanos europeos se haga oír en la Comisión y en el Europarlamento, gracias a la Iniciativa Ciudadana Europea. Tenemos la oportunidad de vertebrar desde el 2.0 grandes plataformas paneuropeas en conexión con el PES, toda vez que el PE está dominado por el PPE.

 

10.- Esta agrupación se debe constituir como símbolo de la apuesta inequívoca del PSOE por el Gobierno Abierto, es decir, la apertura hacia un nuevo modelo político en el que primen los valores de la transparencia, la participación y la colaboración. No es posible promocionar los valores, prácticas y políticas del gobierno abierto sin practicarlo en el seno del partido. Como en tantos órdenes de la política, necesitamos ejemplaridad pública y ejemplaridad partidaria.

 

Ultimátum al PSOE

Así. Sin más. El Congreso que el PSOE celebrará en febrero será la última oportunidad que le de.

Los que os pasáis de vez en cuando por aquí sabéis que llevo 8 años militando (6 de ellos muy activamente) en Juventudes Socialistas y en el PSOE. Sin embargo, no he compartido muchas de las cosas que ha hecho el gobierno. A veces he callado y otras no. Ni siquiera he usado este espacio para hacer campaña electoral… No se trata, como algunos puedan pensar, de las decisiones de Zapatero. Sé distinguir perfectamente entre Gobierno y partido (aunque sé que para el ciudadano no metido en política esta diferencia no es fácil).

Son las decisiones del partido las que me preocupan. Es el hecho de no haber reaccionado cuando todo pintaba mal antes de las autonómicas. Es el hecho de no haber abierto la boca, de no haber actuado, de no haber contestado… Es el hecho de que el 15M nos pillase con el pie cambiado y nadie levantase la voz ante lo que la policía hizo. Es el hecho de que tras el 22M no cambiásemos nada. Y no, no es Rubalcaba el problema. Ni la solución.

Este es un ultimátum sin condiciones concretas, para lo bueno y para lo malo. Quiero un cambio. Un cambio profundo en el partido. No impongo que el Secretario General deba ser o no determinado candidato. O que tal párrafo de los estatutos deba desaparecer o incorporarse. No me importa tanto el hecho de que las medidas que se tomen sean mejores o peores como el hecho en sí de que se tomen. Que entendamos de una puta vez que debemos cambiar o que nos vamos a la mierda.

O es así, o será sin mi.

10 Apuntes breves sobre la derrota electoral

  1. Las elecciones autonómicas se han votado en clave nacional. Las municipales, salvo en sitios muy pequeños, también.
  2. El principal culpable de la derrota del PSOE es el PSOE. Zapatero es su cabeza visible, pero internamente nunca se le han discutido (ni debatido, que es lo peor) sus decisiones. Los únicos “peros” los han puesto Tomás Gómez (peores resultados del PSM en su historia) y Barreda (pérdida por primera vez de Castilla La Mancha).
  3. Hizo bien Zapatero en salir a dar la cara. Aunque el discurso tendría que haber sido otro. “La culpa es de la crisis” sí, pero no exactamente. La culpa es de cómo hemos gestionado la crisis.
  4. Habrá alcaldes socialistas que le echen toda la culpa al Presidente, pero los que no han sabido “amarrar” votos han sido ellos. Más calle y menos despacho.
  5. El PSOE necesita un cambio. Quizá no un cambio radical, pero sí un gran cambio. Y no es una cuestión de nombres, es una cuestión de replantearse el modelo de partido.
  6. El movimiento 15M no creo que haya sido decisivo. Podemos interpretar algunas variaciones por su culpa, pero pueden deberse a otros motivos. Habrá que ver cómo gestionan el postelecciones. La reacción de anoche de gritar “No nos representan” sonó a pataleta infantil de “Calla chucho que no te escucho”.
  7. En cualquier caso, que haya más gente en esas manifestaciones que militantes tiene el PSM, debe hacernos entender el poder que (no) tenemos.
  8. Juventudes Socialistas también debe plantearse por qué no ha sabido canalizar las propuestas de los jóvenes. Seguramente hemos estado demasiado pegados al PSOE. Hay que mantener algo de separación, que para eso somos organizaciones autónomas.
  9. La derrota electoral se puede leer en clave nacional, pero anoche el PSOE perdió poder real.
  10. Todos somos culpables de esta derrota. Yo, el primero.

Extra: Éxito de Bildu, como era de esperar. Han tenido durante toda la campaña “publicidad gratuita”.

Extra2: Miedo. Empiezan a llegar a las instituciones partidos ultras.

Ni dedazo ni primarias

Tras el anuncio del sábado de Zapatero de no volver a presentarse como candidato a las elecciones generales (lo que supone que no habrá perdido ningunas elecciones generales, y ese detalle pasará a la historia) las encuestas electorales comienzan, más o menos, de cero.

Digo más o menos porque la estrategia del PP durante estos años ha sido ir a por Zapatero. De hecho, tras anunciar que en 2012 no repetiría, los populares corrieron a pedir elecciones anticipadas. Supongo que el mal recuerdo de cuando Aznar dijo que no se presentaría en 2004 les ha perturbado para exigirlas ahora… Así que con este nuevo panorama, el PP se ve obligado a cambiar de estrategia. Por mucho que ataquen a Zapatero, electoralmente ya no valdrá de nada.

Y digo también más o menos porque el PP no sabe a quién tiene que sacudir ahora. Todo apunta a que la cosa está entre Rubalcaba y Chacón, pero ¿qué hacer ahora? ¿ir a por uno arriesgando que el otro salga limpio? ¿dividir los ataques? y ¿qué pasaría si hay algún tapado (Pepe Blanco, Elena Valenciano, Edu Madina… el que sea)? Veremos cuanto tarda el PP en tener una nueva estrategia…

Por orden de título, primero: no quiero dedazo. Y según las propias palabras de Zapatero, no lo va a haber. La diferencia con el PP de Aznar es, en este sentido, abismal.

Por orden de título, segundo: no quiero primarias. Y seguramente es lo que termine pasando… pero no es lo que me gustaría. Preferiría que la Comisión Ejecutiva Federal decidiese a quien presentar. Sé que bien empleadas, unas primarias daría la oportunidad de ver un partido movilizado, fuerte, con muchas horas y portadas en medios de comunicación. Pero también pueden acabar dividiendo más al partido, enfrentando a unos con otros. Sin embargo, si fuera una decisión de toda la CEF transmitiríamos un mensaje de unidad, unidad, además, entre aquellos que podrían optar a ser candidatos. Alguno me dirá que no es un proceso democrático (ya lo veo venir…) pero eso no es cierto. En los Congresos aprobamos, democráticamente, quienes son los responsables de nuestro partido. Aquellos en los que delegamos la capacidad de decidir qué hacer, qué decir, que proponer y qué criticar ¿no están capacitados para decidir quién debe presentarse? Por supuesto que sí. Además, seguro que manejan unos datos (encuestas, miles de encuestas) que los militantes no tenemos.

Veremos a ver qué sucede. Seguramente sean primarias. Y seguramente entre Rubalcaba y Chacón. Eso dicen las encuestas, pero…

Debate debate y debate

El sábado pasado tuve la oportunidad de disfrutar en la Instituto Jaime Vera de una charla/coloquio con Eduardo Madrina y Felipe González. El tema era los retos de la Socialdemocracia para el Siglo XXI y, como podéis imaginaros, se trataron muchos temas, muchas aspectos generales y específicos.
Pero uno de ellos a mi me pareció especialmente importante (quizá porque Felipe lo repitió varias veces…) y es el debate, debate sano, debate de partido.
Según el ex-presidente (yo también lo creo así, y Edu Madina también se sumó a la tesis) el PSOE ha perdido (a todos los niveles, en todas las estructuras) el debate interno. “Cuando yo era Presidente los compañeros me arreaban contínuamente. Y a mi me gustaba, porque nos obligaba a defender nuestras ideas, a tenerlas claras, a saber sus puntos fuertes y débiles, a mejorarlas”* Los Comités Federales, Regionales, Provinciales… se han convertido en una sucesión de comentarios, de “estoy contigo” o “estoy contra ti”, sin decir nada sobre lo que se defiende o se ataca.
Ilustración de Helena Ecija para este blog
No sé si en descarga o en mayor culpa, pero no es algo que se haya limitado solo al PSOE, y es que en el Congreso (y yo, personalmente me atrevería a decir que la sociedad también) la situación es similar. Rara es la vez en la que el debate se centra en una idea amplía (más alla de si me gusta o no una medida) y las más de las veces el Presidente está defendiendose de acusaciones personales. El otro día, nuevamente Rajoy decía “El problema de España es usted señor Zapatero”. ¿Y si Zapatero se va ya está todo solucionado haga lo que haga el siguiente? ¿Dónde están las ideas, los proyectos?
Y es que debemos tener claro qué queremos hacer, cómo y por qué. Luego estaremos equivocados o no, pero tenemos que tenerlo claro. Y la mejor manera es hablarlo, debatirlo, discutirlo entre todos nosotros.
*No es una cita textual, es un recuerdo de lo que dijo.

La derrota de Leire Pajín

Desde ayer a primera hora que se filtraba el nuevo Gobierno de Zapatero, mucho se ha hablado y escrito. A modo de resumen ya comenté que me gustaba la entrada de Juaregui y el ascenso de Rubalcaba*. Entiendo lo de Mª Teresa Fernández de la Vega y lo de Moratinos, ministros que podían estar un poco quedamos ya. Entiendo también que el nuevo Ministro de Trabajo sea pro sindicatos. Y entiendo, por motivos económicos, que Vivienda pase a Fomento. Pero no entiendo que una bandera, como ha sido el Ministerio de Igualdad deje de existir (o, técnicamente, pase a formar parte de otro).

Pero dentro de esta vorágine de cambios, despedidas, caras nuevas y vieja guardia, la derrotada de la jornada de ayer fue, para mí, Leire Pajín. ¿Cómo puede ser que un recién nombado ministro (ministra, en este caso) sea un perdedor? Pues por la condición de haber perdido la Secretaría de Organización. Un ministerio, como ayer vimos, te lo puede dar o quitar o reunificar el Presidente en “cualquier momento”. Sin embargo, cuando uno tiene el poder orgánico, tiene “el control” a medio y largo plazo. Y ese control supone poder seguir estando en las listas, en puestos, en “que te tengan en cuenta”.

Esta derrota, claro, se lee en el ámbito nacional. Supongo (que no lo sé) que habrá hecho los deberes en la Comunidad Valenciana, su casa. En caso de que se haya olvidado de eso, tiene mucho trabajo por hacer.

* Sobre que sea el posible sucesor, me parece más bien lo contrario: el sprint final a un político genial que va a dar todo estos dos años para seguir gobernando y luego poder pasar a un segundo plano de la política.

El valor de no hacer nada

Ayer, en la primera jornada del Debate sobre el Estado de la Nación, no nos encontramos, al revés que otros años, con grandes medidas propuestas por Zapatero en su intervención. Fue, incluso, un poco apático. Algunos dicen que realista (que no es mal cumplido viendo ciertas acusaciones). En cualquier caso, no fue ilusionante.

Foto de elpais.com

De Mariano Rajoy, lo de siempre: Nada. Que sí, que hay que crear empleo (no dice cómo) que la reforma laboral no le gusta (no dice en qué) y que se vaya Zapatero. Eso lo es único que le importa. Que se vaya Zapatero y que haya elecciones cuanto antes. Un gesto irresponsable de un calado que algunos no quieren entender. No solo porque se esté olvidando de dar soluciones (si las tiene) para España*, sino porque pretende que el país esté durante unos meses sin nadie que lo gobierne y sin la posibilidad de tomar decisiones rápidas. Y en caso de tomarlas, en plena campaña electoral, ¿qué legitimidad tendrían? ¿cómo afectaría a las urnas? ¿cómo podría un gobierno que adelanta las elecciones y en apenas unas semanas antes de ir a las urnas tomar una decisión impopulista (o populista)? Pero no es solo eso ¿tiene sentido que en plena crisis los partidos políticos se gasten un dineral en campaña? Porque sabemos que no van a renunciar a ello. ¿Y qué pasará con los partidos minoritarios que no tienen esa capacidad? Estarán condenados a una casi desaparición.

Por eso me ha gustado la respuesta de Zapatero. Nada especial. Simplemente la verdad: “Usted pide indirectamente que otros grupos le hagan la labor de forzar la convocatoria de elecciones. Lo que tiene en sus manos el instrumento de la moción de censura. Si fuera coherente, si tuviera un programa y el valor de explicarlo a los ciudadanos subiría aquí. Para hacer una moción de censura hay que contar los grupos que te apoyan y tiene el riesgo de asumir la soledad”

* Y que nadie me venga con que en 1996 lo hicieron, por favor. Un poco de seriedad, que no se puede volver a inflar la burbuja inmobiliaria ni se pueden privatizar más empresas.

Pd: De la irresponsabilidad de Duran i Lleida insinuando que como este TC no dice lo que él quiere, va a dejar de aceptar la Constitución ya hablaremos otro día.