Las “verdades de Pons” y las mentiras del PP

Esteban González Pons, en una rueda esta mañana ha dicho que “El patriotismo empieza por decirle la verdad a la gente”. Así ha titulado el gabinete de prensa del PP su intervención, que nadie sospeche de mí. Y estoy totalmente de acuerdo con él. Y a la cabeza me vienen algún ministro que nos mintió con asuntos muy graves no hace mucho, pero eso ya sí son cosas mías…

Pero es curioso que el titular de la nota de prensa hable de decir la verdad cuando dentro de ella omiten una frase que no da lugar a dudas y que también ha dicho González Pons: hoy sabemos que hubo ataques especulativos contra Grecia pero Grecia había mentido, ha habido ataques especulativos contra Irlanda y parece que Irlanda va a tener que decir otra verdad de la que tenia publicada, nos gustaría que lo que este diciendo el gobierno de España sea en todo momento la verdad y le exigimos que diga la verdad que no miente, esa es su costumbre.

¿Por qué ha omitido el PP esta parte? ¿Es patriotismo decir/insinuar que el Gobierno está mintiendo? ¿Tiene pruebas para decir esto o es un brindis al Sol? Porque si tiene pruebas los españoles estaríamos encantados de conocerlas, pero si es mentira ¿qué busca González Pons? Lo único que puede conseguir es desprestigiar a nuestro país y hacer que “los mercardos” nos apunten con más fuerza, algo impropio de un patriota. Un patriota que pide que se diga la verdad. Curioso porque ¿está diciendo la verdad el comunicado del PP cuando omite esta grave acusación?

Audio de las declaraciones

Nota de prensa del PP

Inmigrantes, ya no os queremos

Ese podría ser el lema de la (extrema)derecha que abandera en estos momentos Alicia Sánchez Camacho y su “contrato para inmigrantes”. Un contrato que supondría la expulsión de dichos inmigrantes si, entre otras cosas, se quedan en el paro. Situación, que, como todos vemos en nuestro día a día seguro que se produce porque los inmigrantes (todos, sin excepción) son unos vagos, ¿verdad? Y digo “entre otras cosas”, porque también deberán respetar las costumbres y la cultura, y a aprender las lenguas oficiales de Cataluña. Es decir, que si usted nace en Cataluña puede cagarse en el catalán, en los correbous, en el pan con tumaca y hasta en el Fútbol Club Barcelona, pero si nace en Marruecos, en China o en Ecuador, por ejemplo, no.

El fondo de este asunto es fácil: mientras las cosas van bien, que las mierdas de los abuelos, las frutas y los ladrillos de la obra los recojan los inmigrantes. Pero ahora que las cosas van mal, que se vuelvan a su país, que los españoles (que hemos rechazado sistemáticamente estos trabajos de segunda) tenemos que vivir de algo. Y da igual si son buenos trabajadores, de esos que llegan a su hora, no dan un solo problema y si hace falta echan una mano. Da igual, porque lo que hay que hacer es contratar a un españolito que no quiso ese trabajo hace dos años y que dentro de dos lo volverá a dejar, para ser comercial vendehumos del tufo del momento (llámese ladrillo, coches o lo que sea). ¿Verdad?

Pero Alicia Sánchez no solo no quiere a los inmigrantes, tampoco, según dijo el otro día, quiere igual a los homosexuales. La chica es una joya: xenófoba y homófoba. ¿Puede tener algo más? Pues sí, es tonta. Muy tonta. Tan tonta como para justificar que los homosexuales no puedan adoptar porque “necesitan un padre y una madre” siendo ella madre soltera por inseminación artificial.

Pactando que es gerundio

A lo largo del fin del semana hemos conocido el pacto que el PSOE, PNV y Coalición Canaria (aunque esto no sé si no está confirmado o es que no vende tanto hablar mal de los canarios). El caso es que este pacto asegura un año más de estabilidad para el Gobierno y de facto, hace que Zapatero acabe su legislatura completa, a diferencia de lo que Mariano Rajoy lleva pidiendo desde hace 6 años.

Sobre los juegos políticos os recomiendo leer lo que escribió Javier Maján. Aún a riesgo de que este post sea criticado por ser un “y tu más”, quiero destacar la reacción del PP en este tema. El Partido de la oPosición ha dicho:

  • Este pacto trae más paro. No han explicado porqué. Asumiremos con fe ciega sus creencias.
  • Cómo es posible que vayan apoyar los PGE peores de la historia. Alguien debería explicarles que en política “bueno” y “malo” son solo puntos de vista. Y que los pactos no suponen estar al 100% de acuerdo con algo (si fuese así, no sería un pacto, sería una adhesión) sino ceder por un lado y conseguir por otro.
  • Este pacto no se refiere a los presupuestos y que el Gobierno debe enseñarlo. Esta es la parte que más gracia me hace. Si no lo han visto ¿Cómo saben que no se refiere a los presupuestos? Me parece muy bien que pidan explicaciones, pero no se puede acusar (porque ese es el tono empleado) de haber vendido el alma de los españoles sin siquiera conocer el contenido. No tiene sentido por definición.

Pero lo más triste de todo esto son las formas. Cuando uno oye hablar a Cospedal (a Rajoy se le oye poco, la verdad…) da la sensación de que los pactos son malos por definición, de que el PNV (y los catalanes, y los canarios… y todos los que no sean ellos, en definitiva) no son Diputados de pleno derecho capaces de decidir qué hacer con la responsabilidad que le han dado los ciudadanos, que los votos que les han llevado hasta allí no valen tanto como los suyos… ese es, en el fondo, el mensaje que el PP ha lanzado este fin de semana.

¿Cuánto empleo destruye un burka?

Desde hace ya tiempo, más o menos año y medio, el Partido Popular ha machado al Gobierno con una única cantinela: Hay que generar empleo. Es cierto que, con la crisis, los datos del paro han sido hasta hace unos meses malos o muy malos. Pero, más o menos en la línea de lo que decía en este post siempre hay algo peor, Mariano Rajoy se ha dedicado a criticar, además, todas las acciones de Gobierno argumentando que la única prioridad era reducir el paro. Así, una de las muchas críticas que los populares pusieron a la Ley del Aborto fue esa: debatir esto ahora no es una prioridad; o la otra versión de lo mismo: el Gobierno quiere distraernos de sus problemas.

Por eso, y en una línea más o menos consecuente, me gustaría que algún dirigente popular me explicase porque hace unas semanas llevaron al Senado (y hoy se debatirá en el Congreso) una propuesta para prohibir el burka en los espacios públicos. Me gustaría que me dijesen cuantos puestos de trabajo vamos a ganar con esta prohibición. O cómo va a mejorar nuestra economía. Y es que, claro, gracias a ellos sabemos que la única prioridad es y debe ser la creación de empleo. Todo lo demás es distraer al personal.

El valor de no hacer nada

Ayer, en la primera jornada del Debate sobre el Estado de la Nación, no nos encontramos, al revés que otros años, con grandes medidas propuestas por Zapatero en su intervención. Fue, incluso, un poco apático. Algunos dicen que realista (que no es mal cumplido viendo ciertas acusaciones). En cualquier caso, no fue ilusionante.

Foto de elpais.com

De Mariano Rajoy, lo de siempre: Nada. Que sí, que hay que crear empleo (no dice cómo) que la reforma laboral no le gusta (no dice en qué) y que se vaya Zapatero. Eso lo es único que le importa. Que se vaya Zapatero y que haya elecciones cuanto antes. Un gesto irresponsable de un calado que algunos no quieren entender. No solo porque se esté olvidando de dar soluciones (si las tiene) para España*, sino porque pretende que el país esté durante unos meses sin nadie que lo gobierne y sin la posibilidad de tomar decisiones rápidas. Y en caso de tomarlas, en plena campaña electoral, ¿qué legitimidad tendrían? ¿cómo afectaría a las urnas? ¿cómo podría un gobierno que adelanta las elecciones y en apenas unas semanas antes de ir a las urnas tomar una decisión impopulista (o populista)? Pero no es solo eso ¿tiene sentido que en plena crisis los partidos políticos se gasten un dineral en campaña? Porque sabemos que no van a renunciar a ello. ¿Y qué pasará con los partidos minoritarios que no tienen esa capacidad? Estarán condenados a una casi desaparición.

Por eso me ha gustado la respuesta de Zapatero. Nada especial. Simplemente la verdad: “Usted pide indirectamente que otros grupos le hagan la labor de forzar la convocatoria de elecciones. Lo que tiene en sus manos el instrumento de la moción de censura. Si fuera coherente, si tuviera un programa y el valor de explicarlo a los ciudadanos subiría aquí. Para hacer una moción de censura hay que contar los grupos que te apoyan y tiene el riesgo de asumir la soledad”

* Y que nadie me venga con que en 1996 lo hicieron, por favor. Un poco de seriedad, que no se puede volver a inflar la burbuja inmobiliaria ni se pueden privatizar más empresas.

Pd: De la irresponsabilidad de Duran i Lleida insinuando que como este TC no dice lo que él quiere, va a dejar de aceptar la Constitución ya hablaremos otro día.

Política de basura

Si ayer vivíamos un nuevo caso de presunta* en una diputación gobernada por el Partido Popular a raíz de unos contratos sobre el servicio de basura. Veremos si queda en algo o no queda en nada, pero de momento el Presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll está en libertad, pero con cargos.

No sé a cuanto asciende lo que se hayan apropiado estos señores por las recogidas de nuestros desechos, pero lo que sí sabemos es que el Ayuntamiento de Madrid, ese que puede mudarse a la Cibeles pero no puede renovar contratos de servicios sociales, se ha gastado 72 millones de euros en renovar todas las papeleras de la ciudad. Al módico precio de 1.133 cada una. Casi dos veces el SMI (633 €/mes).

¿Y qué tienen estas papeleras para ser tan caras? Pues además de lo de siempre (el modelo es casi idéntico) han añadido un cenicero (juraría que algunas ya lo tenían…) y un texto en braille. Dos cosas que, sin duda, hacen de estas papeleras lo último para una ciudad. Y es que claro, puede que no haya gente en los polideportivos, o que los programas de educación sexual para jóvenes se vayan a la mierda, pero por fin podremos los madrileños tirar nuestros papeles (y demás basurillas pequeñas) en unas casi-idénticas papeleras a las anteriores. ¿No es magnífico? Queda claro que algunos hacen oro de lo que otros tiramos.

* Presunta: esa palabra que se dice mientras que nos importe un poco de esa corrección mal llamada como lo “políticamente correcto”

Donde Cospedal dijo No ahora dice Diego

María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, Presidenta en Castilla-La Mancha y autora del Best-seller veraniego de las escuchas del gobierno, dijo ayer “con toda la tranquilidad” que el PP va a votar en contra de que se congelen las pensiones* y apostó por recortar 400 millones de euros de la partida de cooperación al desarrollo.

Esta señora debe tener un problema de memoria, o de coherencia. Y es que cuando la crisis no eran tan grave (es decir, las medidas podían ser más suaves) ella decía que era incoherente subir las pensiones: “lo que no puede hacer un presidente es decir que sube las pensiones cuando hay menos afiliados a la Seguridad Social”.

Pero no estaba sola en esta lucha, y es que Saénz de Santamaría la apoyaba en esta cuestión: “las pensiones no están para anuncios mediáticos en Rodiezmo” Y es que, como ya vimos, no les gusta ver a rojos levantando el puño.

¿En qué quedamos, María Dolores? Quizá Cospedal se permita estos cambios populistas en el discurso porque ella, a pesar de haberlo negado varias veces en público, tiene contratado ya con el BBVA un plan de pensiones. Quizá por eso se permite desdecirse a sí misma, según por donde sople el viento. Y ahora, donde dijo No ahora dice Diego.


*Algunos datos de las pensiones con Zapatero

• Desde 2004 las pensiones se han incrementado en más de un 30%

• Las pensiones mínimas con cónyuge a su cargo de más de 65 años han ganado 24 puntos de poder adquisitivo durante el Gobierno de Zapatero. Durante 8 años del PP ganaron 4 puntos.

• Ninguna pensión se bajará en 2011, seguirán subiendo las pensiones mínimas y las no contributivas. El resto de los pensionistas recibirán la misma pensión que en 2011.

• En torno a la mitad de los pensionistas recibirán una pensión más alta en 2011 y la otra parte cobrará exactamente lo mismo que hoy.

• Se trata de que el poder adquisitivo que han ganado este año por encima de la inflación se consolide el año que viene cobrando lo mismo. Por otra parte, los beneficiarios de pensiones mínimas y no contributivas cobrarán un poco más.