Inmigrantes, ya no os queremos

Ese podría ser el lema de la (extrema)derecha que abandera en estos momentos Alicia Sánchez Camacho y su “contrato para inmigrantes”. Un contrato que supondría la expulsión de dichos inmigrantes si, entre otras cosas, se quedan en el paro. Situación, que, como todos vemos en nuestro día a día seguro que se produce porque los inmigrantes (todos, sin excepción) son unos vagos, ¿verdad? Y digo “entre otras cosas”, porque también deberán respetar las costumbres y la cultura, y a aprender las lenguas oficiales de Cataluña. Es decir, que si usted nace en Cataluña puede cagarse en el catalán, en los correbous, en el pan con tumaca y hasta en el Fútbol Club Barcelona, pero si nace en Marruecos, en China o en Ecuador, por ejemplo, no.

El fondo de este asunto es fácil: mientras las cosas van bien, que las mierdas de los abuelos, las frutas y los ladrillos de la obra los recojan los inmigrantes. Pero ahora que las cosas van mal, que se vuelvan a su país, que los españoles (que hemos rechazado sistemáticamente estos trabajos de segunda) tenemos que vivir de algo. Y da igual si son buenos trabajadores, de esos que llegan a su hora, no dan un solo problema y si hace falta echan una mano. Da igual, porque lo que hay que hacer es contratar a un españolito que no quiso ese trabajo hace dos años y que dentro de dos lo volverá a dejar, para ser comercial vendehumos del tufo del momento (llámese ladrillo, coches o lo que sea). ¿Verdad?

Pero Alicia Sánchez no solo no quiere a los inmigrantes, tampoco, según dijo el otro día, quiere igual a los homosexuales. La chica es una joya: xenófoba y homófoba. ¿Puede tener algo más? Pues sí, es tonta. Muy tonta. Tan tonta como para justificar que los homosexuales no puedan adoptar porque “necesitan un padre y una madre” siendo ella madre soltera por inseminación artificial.

5 Respuestas to “Inmigrantes, ya no os queremos

  • Sí, puede tener algo más…gente que apoye su disparate, que desgraciadamente será más de la que podamos imaginar. Por cierto, no me extraña que en su caso no tenga un padre para su hijo, cualquiera…

  • Lo más lamentable no es que ella lo diga, sinó que lo dice porque sabe que mucha gente compra eso (sin ir más lejos, y aunque tenga poco valor, en más de un diario online tenía más gente a favor que en contra).

    Así que, puestos a proponer estupideces, yo propongo que cuando haya un parado (autóctono o foráneo), examinemos su disposición para trabajar y su cualificación, y a los que la tengan peor, los echamos del país. ¿Qué tal? (ojo, que es un sarcasmo)

  • Disiento.

    De tonta no tiene un pelo, el PP es el tercer partido en intención de voto porque está explotando en cataluña el caladero del voto xenofobo y homofobo que CiU no cultiva por miedo a perder por la izquierda lo que gana por la derecha (y porque para CiU cada voto al PP es un voto potencialmente útil y al PSOE un problema).

    Sanchez Camacho está haciendo lo que cree que debe hacer para tener los votos para ser sostén del gobierno de Mas y tener listo un aliado para 2012 para Rajoy.

    El problema no lo tiene Sanchez Camacho, la pregunta es porque la sociedad catalana está cultivando este germen en su interior.

  • Hace poco más de un mes mi compañero @maxchufa y yo, participamos en una iniciativa de blogers para hablar de convivencia, fue una experiencia interesante, hablamos mucho sobre en tema entre nosotros, y cada uno planteo visiones distintas.
    El día en cuestión, fue sorprendente ver que muchos se habían sumado a la iniciativa, y entre ellos alguno, continúan en contacto. Uno de los organizadores, en su blog publica cosas con un tono que personalmente, me desagrada, pero lo respeto, y paso. El sábado pasado, escribió un largo articulo, el la línea inspiradora de la Señora Camacho, con ese tipo de fundamentos, populistas, dignos del “tea Party” Me preocuparía menos todo esto si no fuera por todo el movimiento posterior que se despertó a nuestros comentarios de repulsa. Seguidos de múltiples mensajes y entradas de apoyo al autor de semejante despropósito, defendiéndolo como “un hombre bueno” Se multiplican los hombres buenos, que defienden lo suyo, lo de toda la vida, la familia, la tradición… Y eso da mucho miedo.

Trackbacks & Pings

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>