El desgobierno de Aguirre

No le bastaba con boicotear ayudas a los jóvenes para el alquiler. No tenía suficiente con no aceptar ordenadores para los jóvenes estudiantes. Y si esto, que no le costaba dinero, no lo quiso hacer, no extrañó su nuevo boicot a la Ley de Dependencia.

Y es que desde hace ya tiempo nos hemos acostumbra a que a Esperanza Aguirre los madrileños les demos igual. Absolutamente igual. Aguirre solo tiene un objetivo: el poder. Y para alcanzar ese poder le da igual mandar más que su jefe Rajoy o mentir constantemente diciendo que Zapatero asfixia a Madrid o, como vuelve a hacer ahora, desgobernar el Gobierno de la Nación en el territorio madrileño.

Su última ocurrencia es la de anunciar una campaña de rebelión a la subida del IVA. Repito: una campaña de rebelión. Es decir, que un cargo público (y uno tan importante como es un Presidente de una Comunidad Autónoma) llama a la rebelión contra una medida (que gustará o no) que toma un gobierno legítimo. Esto no es Braveheart ni hay un ejército invasor. Se trata de la democracia. Y la democracia tiene estas cosas, que unas decisiones te gustan y otras no. Y, por supuesto que uno puede protestar. Pero llamar a la rebelión solo es digno de un político que se dedica a desgobernar.

3 comentarios sobre “El desgobierno de Aguirre”

  1. ¿En serio ha dicho eso?
    Si es que desde que su gurú se inventó la expresión “sin complejos”, que en realidad quiere decir “que les den”, están desbocados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *