Juntaletras

Por motivos propios y ajenos, a veces uno se encuentra ante un eterno folio (pantalla, pero lo de folio siempre queda bien) blanco. A veces es la tinta, que se acaba, a veces la inspiración. El caso es que he estado ausente de este hobby de juntaletras que tengo. Nada grave.

En este tiempo, además de echar un cable a otros amantes de deletrear el mundo (no tanto como me gustaría, pero ya se cansarán de mi) he tenido tiempo de leer, desde otra perspectiva a muchos de vosotros. Aunque más que leer mucho, me he dedicado a pensar sobre lo que los demás escriben. Y en este periodo de reflexión, por así llamarlo, he conseguido llegar a alguna reflexión que, si bien no van a revolucionar el mundo, si quiero ponerlas por escrito, que parece más serio. El caso es que creo que hay, básicamente, 3 tipos de escritores (y no se ciñe solo a los blogs):

1. Aquel que ama escribir. Para mi el mayor ejemplo es una gran amiga Davinia. Es una de esas personas a las que les gusta contar cosas. Pero el objetivo no es solo lo que se cuenta, la meta por así decirlo. Se trata de disfrutar del camino. De viajar sobre las letras. Recorrer sus curvas y sus rectas, acelerar y frenar. Vivir mientras se escribe.

2. Aquel que ama contar. No es exactamente lo mismo que el anterior. Aquí el viaje importa menos. Lo importante es llegar y que la mercancía esté intacta. Es este grupo yo metería a Ignacio Escolar. Creo que disfruta contando, explicando, analizando.

3. Aquellos para los que escribir es el camino más corto de recibir alabanzas. Aquí metería, sin duda, a Pérez Reverte. Un tipo prepotente y asqueroso. Acomplejado, seguramente, en su adolescencia, y que necesita demostrar sus cojones en cada texto. Y recalcar contínuamente que el resto son una panda de subnormales porque no han leído tanto como él, que parece haber leído hasta lo que no está escrito. No sé si es un capullo o se ha creado un capullo como personaje, al que cuatro capullos que no han leído más que a este chulo le hacen la pelota. No todos en este grupo tienen los mismos complejos, pero todos tienen en la chulería su principal característica.

Pd: Se agradecen los mensajes recibidos preguntando si me pasaba algo. No han sido cientos, ni falta que hace.

7 Respuestas to “Juntaletras

  • Por fin puedo leerle en toda su “magnitud”.
    Discrepo levemente en lo de Pérez Reverte. Digo levemente, porque me gustan sus novelas, y a veces sus artículos, y creo que es sinceramente vehemente; aunque como persona no me gusta; pero eso me pasa también con músicos que me gustan, que en general me caen mal (no los trato personalmente, es solo que cuando hablan de algo que no es lo suyo… uf).
    saludos.

  • Es justamente a esa vehemencia a la que me refiero. En las novelas, claro, no es tan patente como en los artículos de opinión. Y no digo que sea mal escritor, o que sea tonto. Simplemente creo que es su ego quien escribe en la mayoría de veces, en lugar de su cabeza o sus manos.

    Pd: gracias por avisar del problema del blog. Simplemente desactivé y activé los plugins y volvió a ir con normalidad. Y no me trates de usted, por favor.

  • Disculpa el usted, fue un lapsus.
    De todos modos, como cantaba Sabina, a mi las moralinas me hacen vomitar. Cada vez me fastidian más las “opiniones” (políticas, religiosas, sociales…) de algunos. No les niego (faltaría más) el derecho a opinar sobre lo que quieran opinar, pero al final del día prefiero quedarme con Picnic Extraterrestre, con Tu rostro mañana, con Pequeño Cabaret Ambulante, con La noche de los tiempos, y mirar con distancia lo que dicen unos y otros, por mucho que me gusten sus obras. Y otras veces me sorprende Loquillo (y también Bunbury) con alguna entrevista que les da un aire de coherencia. Y todas las veces me sorprende ese personaje salido de no sé dónde que es el sr. de Prada; prefiero la vehemencia de Pérez Reverte.

  • El problema es que en algunas opiniones no cabe la duda, el pero, la réplica, la posibilidad que exista otra posibilidad… Eso no son opiniones, son misas (sean religiosas, políticas o lo que sea).
    Y a mi no me importa que un “artista” sea un capullo si me gustan sus libros, películas, canciones… pero claro, cuando se pone a escribir artículos de opinión (o de autorizad, que es lo que parecen los de Reverte) la cosa ya cambia.

  • Antonio me la alegra que seas todo lo politicamente incorrecto en el punto 3 de tu post que merece el personaje.

    Aquí mi opinion que ejemplifica muy bien a Mr. T: http://www.nubesnegras.com/2008/11/25/el-machismo-del-senor-t/

Trackbacks & Pings

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>