Desconectando

Esta tarde me marcho a una casa rural perdida*. Bueno, espero que no esté muy perdida y que, aunque sea con GPS, la pueda encontrar. El caso es que andaré por allí unas 48 horas. Poco, sin duda. Pero un tiempo que espero aprovechar para desconectar del mundo. Nada de internet, ni de twitter, ni de facebook… De hecho, el móvil va a estar en silencio, solo para llamar en caso de que sea necesario. Lo justo e imprescindible.

Va a ser una terapia corta (jacuzzi incluído) pero que creo necesaria después de tanto tiempo observando vuestro mundo a través de una pantalla.

Nos vemos el lunes.

* El sitio ya lo diré cuando vuelva, si me gusta.

ACTUALIZACIÓN: Pues sí, el sitio me ha gustado. Y mucho. Se trata de la Casa Rural Río Dulce, en la sierra de Guadalajara. Un sitio bonito, con encanto, tranquilo y donde además te tratan bien (¡Bizcocho incluído!)

Y sí, la desconexión es necesaria de vez en cuando. Olvidarse un poco del resto del mundo, de los debates, de los problemas, de la cara B de la vida…

3 Respuestas to “Desconectando

  • No te fíes del GPS, no serías el primero que acaba en un pantano. Son satánicos

  • Jajaja, lo tendré en cuenta, que si no acabo siendo portada en menéame ^_^

Trackbacks & Pings

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>