Deuda externa, Vic y Haití

Tras el terremot en Haití, todo el mundo civilizado* se ha solidarizado con este pequeño país, uno de los más pobres del mundo. Donaciones económicas, aviones con alimentos, material sanitario e incluso el ofrecimiento, como el de Extremadura, de acoger a niños huérfanos.

Vaya por delante que, a pesar de lo que pensábamos muchos, el nivel de destrucción, esta vez, no tiene tanto que ver con el de pobreza. Lo explica muy bien José Rodríguez, donde nos dice que la energía del terremoto fue equivalente a la de 25 bombas atómicas.

Ahora, además, han surgido ciertos grupos que piden la condonación de la deuda para Haití. Y me parece bien. Pero no sólo para Haití. Muchos son los países que viven lastrados en los interéses de deudas que nunca podrán pagar. Y al final, de nada sirve que dediquemos algunos millones al desarrollo de estos países con una mano, mientras con la otra les pedimos que nos paguen lo nuestro.  Estas decisiones no deben tomarse de catástrofe en catástrofe. Si queremos demostrar que nos creemos de verdad lo de construir un mundo justo, debemos hacer algo más que ayudar en situaciones dramáticas.

Y a todo esto, Vic demuestra la enorme hipocresía de estos que nos hacemos llamar civilizados. Nos dan mucha penita los negritos que se mueren por la tele, pero por aquí, por mi barrio, que no se acerquen…
Simplemente lamentable.

*Léase en tono peyorativo

9 Respuestas to “Deuda externa, Vic y Haití

  • Deuda externa… que peligroso es eso…
    Ojala se pudiera perdonar. Pero el problema es que si perdonas la deuda externa a un país, te volverá a pedir dinero y las mismas personas que piden que la deuda se perdone, pedirán que se les deje mas dinero, entrando en un circulo vicioso del que es difícil salir.
    En fin, que parece que necesitamos desgracias asi para darnos cuenta de que son muchos los paises que viven una situación precaria y no solo por falta de recursos (¿quién controla en qué se gasta el dinero?)
    Ahora lo que hace falta es que la ayuda llegue a quienes de verdad lo necesitan…

  • Patricia, con ese mismo argumento no destinaríamos dinero a Cooperación al Desarrollo. Por cierto, uno de los pilares del PSOE en los últimos años…

  • No es lo mismo una donación que perdonar una deuda.

  • Patricia, se pueden negociar las condiciones de esa condonación.
    Pero no tiene sentido dar 10 por un lado mientras le pides que te de 15…

  • Sí tiene sentido.
    Si tu tienes una deuda conmigo Carty y algun día te ocurre una desgracia te podré ayudar.
    Lo cual no quita que cuando te recuperes me devuelvas lo que me debes.
    Pues esto es lo mismo.

  • El problema es cuando mi deuda viene porque tu me has robado. Y encima te lo tengo que devolver a ti.
    Y eso es lo que pasa.
    Los países pobres ahora pagan los intereses de las deudas. No las deudas en sí mismas. Y al mismo tiempo les seguimos explotando para que tengan que seguir ampliando la deuda y seguir pagandonos.

    O nos creemos la Cooperación Internacional o no nos la creemos.

  • Creo en la Cooperación Internacional en paises no corruptos y en desastres naturales de gran importancia. Nunca en ningún otro caso, pues el dinero cae en saco roto.
    De todas formas, el problema es mucho más complicado que todo esto.

  • Si el país es corrupto, una de las condiciones será asegurarse la no corrupción. No negarles la ayuda.

Trackbacks & Pings

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>