De cremalleras

¿Cuando decide una cremallera no cerrar bien? Es decir, una la mira, abierta, desde arriba, y todos sus componentes parecen perfectos. Y tira de ella y se va cerrando hasta que, de repente y en un punto indefinido (un punto, al menos, no definido anteriormente) se abre en V y ya no cierra más.  Y sin embargo, si uno hace esto suavemente quizá tenga suerte y la cremallera se salte ese punto y cierre completamente. La velocidad, o su ausencia, o la suavidad más bien, hacen que sea posible, que obvie el punto indefinido que hace que todo se vaya al garete.

¿Cuando decide una cremallera no cerrar bien? Seguramente haya una explicación, aunque seguramente tenga tan poca importancia que nadie se haya molestado en dar una. Pero la vida está llena de cremalleras, y unas cierran bien siempre y otras solo lo hacen cuando tiramos de ellas con suavidad. La vida y las cremalleras al final son lo mismo. Un viaje con principio y fin donde uno puede tener un sobresalto y no acabar su tarea, sea esa cual sea.

3 comentarios sobre “De cremalleras”

  1. Cuando eso pasa es que el cursor (lo que sube y baja) esta cedido, hay que cambiar, o el cursor, si encuentras una merceria especializada que te lo cambie ,(como la mia), o cambiar la cremallera . como siempre si algo no funciona bien, es que falla en algun sitio, aunque todo parezca correcto un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *