Sobre financiaciones

Uno de los pasatiempos preferidos por los españoles es hablar de dinero. Del de los demás, en concreto. Da igual que sea el sueldo de Cristiano Ronaldo, que el del Presidente del Gobierno, que el de tu jefe o el de tu compañero de oficina. Nos gusta hablar de ello, y especialmente, indignarnos cabrearnos porque siempre (ellos) ganan mucho. Demasiado. Aunque a veces ni siquiera sepamos cuanto ganan…

El caso es que en estas movilizaciones de estas semanas (tan complicadas y complejas de analizar, porque no son un movimiento, sino una suma de muchos movimientos, cada uno con sus matices) una de las propuestas que más me ha llamado la atención (por ir en contra de la filosofía de otras de sus propuestas, principalmente) es la de que los partidos políticos se financien sólo con las cuotas de sus afiliados.

Obviando el simple detalle de que aquellos partidos que representen los intereses de aquellos que más dinero tienen podrán tener muchos más ingresos (incluso con muchos menos afiliados) porque estos pueden pagar mucho más, y que incluso es más fácil que estos tengan más afiliados (porque cuando llegas muy justo a fin de mes, se hace complicado dar, incluso, unos 5 euros al mes*), la desaparición de otras formas de financiación (legales, recuerdo. No hablamos de otras) sería el golpe definitivo para los partidos pequeños. Porque sostener un partido es caro: hace falta una sede, dinero para la propaganda, dinero para las miles de llamadas de teléfono, dinero para los desplazamientos, dinero para pagar a quienes dediquen el 100% de su tiempo al partido… dinero, al fin y al cabo. Los partidos grandes podrían hacer reajustes** para acoplarse a esa nueva situación, pero ¿qué hará un partido pequeño? ¿funcionará sin sede, teletrabajando? ¿funcionará con el 100% de voluntarios? ¿cada uno de sus cargos pagará de su sueldo todas las llamadas que son necesarias por su cargo? ¿no es democrático que un partido obtenga (en función de su representatividad) una cantidad para poder realizar su función?

Esta de moda pedir que cada uno se pague sus cosas (los sindicalistas sus sindicatos, los enfermos sus cuidados…) sin darnos cuenta que al final, los que siempre acabamos pagando somos los mismos.

 

*Es la cuota actual del PSOE.

** Despedir a gente, vender locales…

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>