Ir al psicólogo

Hace unos días pudimos ver en televisión un programa en el que se hablaba de la depresión. Jordi Évole consiguió que un grupo, encerrado un fin de semana en una casa rural, se relajara y confiara para contar sus miedos, sus dudas, su agonía, su sentimiento de estar muriéndose…

Uno de cada cinco cuenta lo que no nos atrevemos a contar.  Porque uno cuenta con normalidad que ha ido al médico a hacerse una analítica, a que el endocrino le mande una dieta, a que el alergólogo te recete una vacuna o que el traumatólogo te trate esa rotura… Estás malo y vas al médico. Sin más. Es lo lógico, para eso están.
Pero no pasa lo mismo con la cabeza. Si uno tiene depresión, ansiedad, miedos o si simplemente se siente perdido la sociedad nos manda aguantar. Y si no eres capaz de salir adelante, de superarlo, la culpa es doblemente tuya, que no eres lo suficientemente fuerte. Enfermo y humillado.

Por eso programas como este o el valiente artículo de Iria Reguera Soy psicóloga y sufro ansiedad son tan importantes.

Hace unos meses pasé una de las etapas más complicadas de mi vida. Afortunadamente lo mío no era, ni de lejos, tan grave o tan importante como la depresión o la ansiedad. Pero aún así fui al psicólogo. Y me ayudó. Y bastante rápido. A veces pienso que fue tan rápido porque la psicóloga era muy buena, otras porque yo soy muy fuerte, otras porque en realidad no era para tanto… Quizá hubo un poco de todo.

Lo más importante que aprendí en aquellas sesiones es a no tragarme mis necesidades. A pedir, a reclamar, a no ceder… A veces, de forma involuntaria vamos dejando que se nos escapen ciertos espacios que, sean grandes o pequeños, son importantes para nosotros. Y esos hay que defenderlos, pelearlos. Y no sólo ante otros, también ante nosotros, ante nuestras excusas, nuestra pereza o justificarnos que no es para tanto.

Sin embargo, hasta hoy, apenas unas pocas personas saben que he ido. No hablo sólo de redes sociales. No lo saben muchos amigos ni lo saben mis padres. De alguna manera yo también lo oculté. Y eso se acabó. Hay que hablar de lo que nos pasa, hay que pedir ayuda a los profesionales cuando la necesitamos. No pasa nada, no somos superhéroes, no podemos con todo todo el rato.

Pd: Papá, mamá, la psicóloga me dijo que, cuando llegara este momento, el de contaros que había estado en terapia, os diera la enhorabuena de su parte. Y de la mía, hoy y siempre: GRACIAS.

Malos Aires

Sé que es un mal día para contar cualquier otra cosa que no sea sobre el golpe de estado, Tejero, Suárez, la guardia civil y todos las medallas los valores democráticos que nos queremos poner.

El caso es que me gusta ir un poco contracorriente, a veces viene bien. Liados en el día a día y en las noticias, me ayuda a ver las cosas con otra perspectiva. Tampoco es que haga nada especial, de hecho, alguno dirá que, simplemente, voy con retraso. Puede ser.

Y es que, tras unas semanas donde el aire estancado ha provocado unos más que preocupantes niveles de contaminación* en Madrid (y también en Barcelona, y seguramente más sitios…) volvemos a respirar (es un decir) aire limpio no estancado. ¿Y ahora qué? Pues ahora nada. Mientras duró la nube se debatió mucho sobre si peatonalizar el centro (ojalá), poner peajes (yo los pondría para el interior de la M-30), algún comentario sobre los carriles bici (¿dónde estará aquel plan de alquiler de bicis del Ayuntamiento?) y echar las culpas a Zapatero (lo del PP con el Presidente del Gobierno empieza a ser como un gag de Muchachada Nui).

¿Y qué se hará? Pues seguramente nada. Y menos este año de elecciones, donde hay que tratar de tener contento al personal, y quizá hablar de ciertas cosas quite votos**. Pero hay que hacerlo. Habrá que hacerlo. Por mucho que Gallardón nos enseñe su iPhone o que Botella diga que no es para tanto, sí que lo es. Es salud. Bastante tenemos con ver como se privatizan los hospitales, para no poder actuar (y tratar de evitar) llegar a ellos.

*Ya saben que la contaminación no la provocan los coches ni las fábricas. Es todo culpa del aire…

** Si por hablar de políticas de medio ambiente/salud se pierden votos es que tenemos una ciudadanía idiota y/o unos políticos idiotas.

En cuestión de sexo, no te la juegues

Campaña de Juventudes Socialistas de España

Y como cuenta Chus Greciet, las medidas que se han tomado en esta materia han dado sus frutos:

  • La nueva política de salud sexual puesta en marcha por el Gobierno ha reducido en un 4% el número de abortos y por tanto el número de embarazos no deseados, algo que no había ocurrido en los 10 años anteriores.
  • En el último año se han reducido en más de un 10% el número de casos de SIDA diagnosticados en nuestro país.

Mi vida sin ti

Que a veces el mundo merece la pena se lo recuerda uno cuando se encuentra con Mi vida sin ti y la maravillosa gente que está detrás. En este rincón de la red ayudan a quien quiera a dejar de fumar. Ni más ni menos. Que nadie se espere un milagro: no existen. Pero sí que encuentre ayuda, consejos, apoyo, enlaces a más ayuda… Dejar el tabaco es, seguro, complicado. Pero menos complicado que necesario.

Ellos mismos se definen como un proyecto colaborativo de un grupo de personas que trabajan, fundamentalmente temas de salud en internet. No está vinculado a ninguna asociacion, a ninguna institución, ni a ninguna sociedad científica /profesional. Pretende ser un espacio que ofrezca ayuda clara, global, transparente, no vinculada a intereses de la industria, para informar, apoyar y facilitar la decisión de dejar (o no) de fumar.

También los podéis encontrar en twitter y facebook. Y de toda la página yo os recomendaría que no os dejéis sin leer las preguntas frecuentes.

Si para dejar de fumar sobran razones, yo te doy una más: que el trabajo de esta gente que se preocupa por tu salud más que tu mismo no sea en balde.

Y Obama dejó de soñar

Han sido meses largos, duros y complicados los de Barack Obama. Había quien esperaba de él la llegada poco menos que de un Mesías. Alguien que salvaría el planeta USA (que para pocos americanos hay más planeta fuera de sus fronteras). Obama lo sabía, por eso ya lo avisó en su primer discurso.

Desde Europa vimos con entusiasmo los cambios en política exterior. Su discurso en El Cairo sonó a uno de esos que estudiarán las futuras generaciones. Estaba claro el cambio. Pero todavía allí le acusaban de tener solo buenas palabras.

Y está claro que en política las palabras son importantes. Los discursos políticos, repetidos una y otra vez, pueden llevar a una población a un estado de optimismo, de depresión, de xenofobia… Pero incluso mejor que las palabras son los hechos. Por eso Obama estaba necesitado de una victoria como la de ayer. Algo que le reafirmase en su política local. La Reforma Sanitaria era uno de los ejes de su legislatura y, por fin, lo ha conseguido. Cuando entre en vigor unos 30 millones de ciudadanos (como 3/4 partes de España) se beneficiarán de un sistema de salud más justo. No es un sistema perfecto, seguro. Pero corrige muchos de los errores que el ansia capitalista quiso trasladar a algo que no debe ser un negocio: la salud.

Y aunque la comparación suene exagerada, es justo lo contrario de lo que pasa en Madrid. Sí, afortunadamente las cosas no son iguales. Pero la tendencia de EEUU choca contra la tendencia privatizadora de Aguirre y el ya dimisionario Güemes.

Malos humos

Tras tres años de la última y polémica Ley Antitabaco, el gobierno ha decidido dar un paso más y prohibir que en los espacios públicos cerrados se pueda fumar.

Sinceramente, no soy capaz de entender las quejas y los cálculos de los hosteleros. ¿Cómo pueden decir que van a perder tantos miles de millones? Cuando uno tiene la opción de ir a una con humo y otro sin él, entiendo que aquel donde no se pueda fumar pueda perder clientela. Pero ahora, en igualdad ¿va a dejar la gente de ir a bares? ¿no van a salir a cenar?

Caso diferente es el de aquellos que hace tres años hicieron una fuerte inversión para tener dos zonas diferenciadas. Se me ocurren algunas opciones para compensar a estos negocios y creo necesario que se haga algo.

[poll id=”4″]

Prueba rápida del VIH (gratuíta y confidencial)

El Colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Madrid, COGAM, ha reanudado el servicio de prueba rápida (menos de una hora) del VIH. El servicio es de alta fiabilidad, gratuíto y confidencial.

Para pedir cita llama al teléfono de COGAM , de lunes a viernes de 11 a 14 Si quieres más información, pásate por su web y consulta los horarios y demás datos.

Gripe A: ante todo mucha calma

Gracias a Salud con Cosas y a rqgb’s point of view me entero de una iniciativa para informar y calmar a la ciudadanía sobre la gripe A. Para ello, un grupo de expertos han creado un blog: ABC de la gripe A, donde nos dejan esas preguntas que todos nos hacemos ante esta enfermedad que aparece día sí y día también en los medios de comunicación.

El comportamiento sereno, paciente y tranquilo de los pacientes, los medios de comunicación, los profesionales sanitarios, los dirigentes políticos y los cargos con responsabilidad en planificación y gestión del Sistema Nacional de Salud es esencial para que funcionen bien los servicios sanitarios y estos puedan dedicarse a los enfermos que lo necesiten.

Os recomiendo echarle un vistazo y como ellos dicen, tener mucha calma.